Poemas a mi perra



                                             Mi perra Dina, apoyando la cabecita en nuestra cama, esperando que la saquemos a pasear... (a veces la descubríamos sola apoyando la cabeza , sin que nadie la viera, como si se tratara de un ritual mágico, hasta que se cansaba de esperar... Era su modo peculiar de pedir...Rezar? 😀)


LA VERDAD DE LAS ALMAS


Las paredes blancas recortan tu espera, y tus pupilas se enfrentan a ellas con inmóvil sumisión. Sólo aguardas, rígida en el tiempo encajonado, a que tus deseos sean oídos, o sentidos... Y cuando al fin bajas tu guardia de suave terciopelo canela, te sumes en una curva humilde y cálida sobre el reposo del suelo. Luego redondeas con una cola y dos ojos tus olvidos.

Has nacido perra. Te ha tocado llevar esa máscara de bigotillos de nailon y lengua adherente; ese peluche de tu lomo, apretado y digno. Te han moldeado con una sonrisa de látigo que hace bailar el aire. Y pareces feliz jugando a morder las sombras de las perdices, oliéndole el aliento al mundo, perfumándote con las piedras abandonadas.

Cuando te acercas por las mañanas a nosotros, con esa sonrisa amaneciendo en tu penacho ondulante, y te aproximas a la tibieza de nuestras caricias, entonces, nuestro abrazo te traspasa, y abrazamos la tierra, y abrazamos la verdad de las almas.







A mi perra, oledora del infinito

 

Era realmente naranja...

en sus orejas

y en su cálido corazón.

Calladita.

Blanda.

Dulcemente terca.

Loca por llevarme a su mundo

de olores naranjas.

Apasionada por trepar

la vida del revés.

Naranja en sus patitas luminosas.

Naranja en su risa seria.

Bella como un rosco de luz,

se anaranjaba mi caricia

en su cráneo caliente

como un atardecer

en un naranjal.


Yo sentía en ella,

en su lomo gordete,

confiado y fiel,

el tacto mullido de la amistad.

Y en sus enormes ojos de miel

veía pasar las olas...

de la inocencia.


Se me escapa una lágrima al recordarla;

una pequeña gotita

con un diminuto sol,

¡que sabe a amor

sencillo y puro!

al llegar a mis labios.


*

38 comentarios:

  1. qué bonitos textos dedicaste a tu perra, en prosa y en verso. era pelirroja y con los ojos color marrón rojizo, y tenía cada de buena. donde esté, la recordarás y ella te observará a ti.
    el olfato es el sentido más desarrollado de nuestros amigos peludos, gracias a él pueden descubrir cualquier cosa.
    me ha gustado mucho lo de "dulcemente terca". :)
    abrazos, maite!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, estoy segura... :)
      ¡Muchas gracias, Chema!
      Para comprenderlos a fondo tenemos que ponernos en su lugar sabiendo lo importante que es el olfato para ellos. Yo era tan torpe que la lavaba con jabones perfumados y ella, odiándolos, iba y se restregaba en el suelo sobre un...ja,ja, no lo digo..., para perfumarse a su manera... Me ponía frenética, ja,ja.
      Sí era así, "dulcemente terca" (vamos que hacía lo que le daba la gana pero no podías enfadarte nunca con ella, ja,ja,ja. Adorable :))
      Un fuerte abrazo agradecido!

      Eliminar
  2. Muy buenos días, hoy amiga, la lágrima está al borde, mejor dicho corre por la mejilla, tus versos son puro cariño y amor.
    Y es que se quiere aquello que nos da cariño y lealtad, y si hay algún ser vivo en la tierra que lo den son ellos.
    No más que decir, solo leerte y sentir.
    Un fuerte abrazo y un besote grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mil gracias por sentirlo en plenitud!
      Y has dado en el clavo... "Si hay algún ser vivo que lo den son ellos..." Uf... Se nota que has pasado por eso. ¡Cuánto se les quiere!
      Mil gracias, Hada dulce, te mando un besote, una pompa de ilusión muy grande y sonriente :)

      Eliminar

  3. Vaaaaaya! se fue... cómo lo siento! y te siento.. porque se te siente llorar, mi querida Bolboreta.. es imposible no sentir todo el cariño y ternura que desparramas en tus letras por su ausencia, pero .. aunque no sirva de consuelo -porque no hay forma humana de evitar el duelo, sólo el tiempo calma el dolor- ella, ellos, todos los que nos dejaron permanecen en nosotros, han sido y siguen siendo parte de nosotros para siempre.. mientras permanezcan en nuestro recuerdo seguirán con nosotros. Ella no pudo tener una vida más feliz que a vuestro lado, su carita posada sobre vuestra cama seguirá estando ahí, aunque no puedas verla.. me están cayendo lagrimones mientras te escribo, porque además de que tus letras transmiten mucho, a veces creo que estoy enferma de empatía, yo tb tuve a Aloia.. sí, se llamaba como el parque natural, siempre me ha parecido un nombre precioso- he tenido otros perros, siempre mastines, me gustan grandes, pero ella fue un ser muy especial, una verdadera leona con los de fuera, un oso de peluche para nosotros, con su mirada tristonamente caída y su pinta de giganta pequeña, porque era enoorme y a la vez muy tierna.. en fin, que ellas hoy están con nosotras y yo te voy a dejar porque no veo un pimiento, no veo, ni lo que te escribo.. ánimo preciosa, aunque ahora duela mucho pasará y ella seguirá contigo, no lo dudes. Un beso grandísimo y cuídate mucho.. sal.. no te quedes en casa.. sal y respira, respira profundamente al aire libre, eso no cura, pero calma, amortigua.. MuaaksS! Con toooodo mi cariño!! Para ella un guau! y una caricia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María... :) Gracias infinitas. Es culpa mía no haber puesto la fecha en que nos dejó. Hace ya 14 años.

      Pero te agradezco igualmente tus palabras, aunque siento que te haya impactado como si fuera reciente... porque es verdad que eres pura empatía :)

      Igual has visto en la lista de lectura la entrada con el título inicial; "Despedida". Sí, había escrito otra entrada en que relato cómo la despedimos hace ya 14 años, pero fíjate si está vivo el recuerdo que no podía ponerla y la he tenido que cambiar rápidamente por ésta, más suave, tan sólo unos recuerdos de su maravillosa presencia en nuestras vidas.
      Pero como si me lo hubieras escrito entonces... te lo agradezco de todo corazón. Porque se nota que sabes lo que es querer a un animal, ser parte de su vida y tú de la suya, aprender de él, observar todo lo que tiene para darte y nada o casi nada para pedirte (un paseo, comida, tu cariño...) Cuando estás con ellos casi no existen barreras, sabes que es un ser igual que tú que busca la felicidad, la vida, el amor, sabes que sus sentimientos son muy, muy parecidos a los humanos. Y no sólo con los perros o gatos. Todos los animales tienen un alma que no se diferencia demasiado de las nuestras. Nosotros somos más complicados, nada más.
      Antes de tenerla a ella ya adoraba a los perros, pero los veía desde afuera, creía que eran más mecánicos, tal como nos han enseñado de pequeños "Sólo es un animal..." Después de tenerla... Uf. Veo a los animales y comprendo su personalidad... No me extiendo más... porque sabes de lo que hablo... Se nota que te marcó tu perrita Aloia... "esa giganta pequeña" qué preciosidad, y qué bien la has definido...
      Lo de la respiración es verdad. Es importantísimo salir al aire libre y respirar profundamente para liberar la ansiedad. Qué bien me hubieran sentado esas palabras entonces.... Una caricia para el alma. Gracias, ¡¡eres toda cariño, simpatía y bondad!!
      De nuevo siento haberte entristecido. Ahora para mí es un recuerdo bellísimo; a menudo pienso en ella... Durante años sentía que me acompañaba al ir por la calle (muchos perros se me acercaban o me ladraban ¿?... ), y hasta en sueños venía conmigo, como si nada hubiera ocurrido...
      Qué bonita experiencia es haberla tenido...
      Un guau de nuestra parte, ¡con todo cariño!!!

      Eliminar
    2. jajaja Si es que soy una tonta rematada, no te preocupes, en cierto modo que sea tal cual cuentas, un recuerdo de hace años, me alegra, sé lo mal que se pasa cuando pierdes a alguien querido, da igual si es humano o animal que se comporta "casi" como los humanos, son nuestros, son parte de nosotros, nos unen las vivencias que hemos compartido y siendo así, salvando todas las distancias y diferencias, el cariño no entiende de razas, ni géneros, ni de nada.. si quieres quieres, y fin. Cuando se van se te parte el corazón ...Aloia no era una perrita jaja era una perraza, pesaba casi 70 kg, muchísimo más que yo, una mastín leonesa, hija de pastores de monte, fue la primera perra que he tenido, tampoco yo entendía ese apego del que hablaban antes de tenerla, pero sí, se establece un vínculo casi inexplicable, ella sabía al instante si estaba triste, contenta o preocupada, hubiera sido una psicóloga excepcional y lo que te comenté, con nosotros siempre fue la cosa más noble y cariñosa, pero que no se acercara un extraño, porque le salía la vena territorial y se convertía en una fiera, son puro instinto y eso no podemos olvidarlo, para bien y para mal son animales, maravillosos, pero animales, grandísimos compañeros y un regalazo de la vida si como tú y yo hemos tuvimos la suerte de tenerlas.. desde pues de Aloia he tenido otros, pero ninguno fue ella o a lo mejor yo no fui capaz de ver a ninguno como a ella, no lo sé .. en fin, no me enrrollo más, mil gracias por tu cariño .. la empatía es muy puñetera a veces, a mi me tocó ración triple jaja lo que les falta a otros me sobra a mi, lo dicho, he sido una tonta.. pero eso tampoco tiene arreglo ya jajaja Un beso inmeeenso!!

      Eliminar
    3. Las personas más inteligentes suelen llamarse tontas, ja,ja. Pero de eso nada…; como el final acaba como una lágrima podría muy bien ser lo que interpretaste, además me has calmado con 14 años de retraso; pero mira, me ha venido estupendo, que entonces me lo guardé mucho :)
      Ahora me he imaginado mucho mejor a Aloia…¡qué perraza! Debió de ser algo muy especial entre vosotras y puedo imaginar el impacto que recibirías al marcharse... También hay conexiones especiales entre personas y humanos, afinidades profundas que escapan a los ojos, pero van por dentro, de alma a alma.
      En fin, pues es genial que te equivocaras y me contaras con más detalle tu amistad con Aloia, ¡Gracias!!; es un regalo recibir tu simpatía-empatía sin fin.
      Otro beso muy sonriente entre penachos ondulantes ;)

      Eliminar
  4. Maite, tú poema me ha tocado la fibra, que preciosidad, me has conmovido. Los perros son las criaturas más maravillosas que existen, simplemente porque son las únicas que entregan su amor incondicional. Me has recordado al mío, hace cuatro años que nos dejó, y a los cuatro meses de irse me hizo un gran regalo, aperecio delante de mi sin más, moviendo su cola estaba muy feliz. Un poema espectacular.
    Un inmenso abrazo.




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es impresionante lo que cuentas... ¡Qué increíble regalo!
      Me alegra un montón que hayas recordado a tu perro. Son realmente únicos; dejan una huella imborrable.
      Mil gracias por tus cálidas palabras, por tus ánimos, por tu compartir tu hermosa vivencia.
      ¡Un abrazo enorme, Cristina, llenito de luz!

      Eliminar
  5. Un preciosso homenaje, recordstorio. Creeras que se lo debes, pero seguramente es que se lo merecia. Desde luego con es carita me extraña mucho que te resistieras a cualquier peticion. Ayer precisamente lei oto post sobre el mercomientos de los perros , el juevero de Maria.
    Abrazoooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se merecía eso y mucho, mucho más...
      Ja, ja, ¿verdad que su carita es pura inocencia?
      Luego voy a mirar su entrada.
      Gracias y un abrazo grande, Gabi!

      Eliminar
  6. Hola Maite, que bonita es tu perrita. Y que bello recuerdo has tejido entre prosa y poema, desde el cielo de los perritos te estarà mirando feliz.

    Un abrazo y muy buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que sí.
      Gracias, Mariarosa; es un placer tu visita.
      Un abrazo!

      Eliminar
  7. Amas como escribes, Volarela amiga, por eso conmueves... Y lo haces con un amor inalterable pese al paso del tiempo plasmando en depurados versos tu homenaje a tan inolvidable precioso ser que evidentemente ha contribuido a formarte como Poeta y mujer.
    Abrazo más admirado cada vez...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mil, Carlos; tú gran sensibilidad a los animales me llega y me hace admirarte aun más. Es así; somos lo que amamos. Nos nutrimos y crecemos de aquello en lo que ponemos el corazón. Y eso es maravilloso.
      Muchísimas gracias, amigo Carlos.

      Eliminar
  8. Yo también amo a mis niñas . Son mi corazón. Brandy hace lo mismo que tu perrita. Te mando un beso.

    ResponderEliminar
  9. Qué preciosidades escribes siempre, Maite, son infinitas... Con qué alegría recuerdas y homenajeas a tu naranjísima Dina... ellos representan todo el amor y cariño que nos han brindado... también el mío me espera allá donde estén... ¡¡Qué maravilla haber podido disfrutar de su inmensa amistad, de su gran amor incondicional...
    Bellísimo siempre leerte: Dina sonríe seguro con tus preciosas metáforas, tan tuyas...
    Un beso enorme mi querida Volarela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta descubrir vuestros pequeños amigos incondicionales. Allá estarán moviendo su rabito mientras hablamos de ellos :)
      Es algo único tener un animal; lo sabemos quienes lo hemos tenido; cambia tu manera de verlo todo, además del apoyo afectivo que dan.
      Gracias infinitas por tu entusiasmo hacia mis escritos.
      Un besazo del tamaño de un planeta, mi querida Milena!!

      Eliminar
  10. Qué cosa más bonita...qué texto y qué poema...un regalo para nuestras almas tan sacudidas por esta realidad que nos toca vivir...
    Una belleza, de verdad.
    La foto es adorable...tan linda, como se aman estos seres tan puros.
    Una delicia leerte.
    Gracias Maite!
    Beso enorme bella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Alejandra! Me alegro que te parezca un regalo y te guste su carita; esos ojos desarman a cualquiera ;)
      Es imposible no quererlos.
      Otro beso gigante para ti, bella Luna. :)

      Eliminar
  11. “La verdad de las almas” Ya el título es auténtico, acertado; estos seres de cuatro patitas que tanta compañía y cariño nos brindan sin pedir nada excepto amor, que es lo que dan, no pueden, sino, ser almas, y no me cabe duda. Cada día de su existencia nos regalan infinitos momentos de felicidad, por eso cuando marchan a su mundo recordamos tal vez, con más nitidez, detalles que avivan aún más el amor que hubo entre todas las partes. Detalles “pequeños” con un inmenso valor quedan vivos en cada estancia y en los corazones que comprenden…

    Tu perrita Dina, adorable criatura, hermosa por dentro y fuera, y vosotros, que supisteis ver el verdadero significado que había tras su forma. “Nuestro abrazo te traspasa, y abrazamos la tierra, y abrazamos la verdad de las almas”, me encanta esta frase, ahí es donde se demuestra esa verdad tan grande de las almas.

    El poema es más que bellísimo, un recuerdo naranja que sigue brillando en vuestros corazones. Tu amor llena todos los espacios que le dedicas. Entiendo esa lágrima, también de poeta, pues Dina te ha inspirado para escribir con tantísimo amor, y lo seguirá haciendo. Que hermoso escribes, querida Volarela; siempre un lujo leerte. Gracias, por este regalo íntimo, preciado, profundo...
    Un abrazo enorme, de naranja más tenue, pero sincero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, mi querida Mila!
      Tus comentarios siempre tan jugosos...
      "Detalles “pequeños” con un inmenso valor quedan vivos en cada estancia y en los corazones que comprenden…" Vivos, vivísimos... Los corazones que comprenden ya no pueden olvidar una experiencia así.
      Me gusta mucho que destaques esa frase, que es la esencia de la prosa poética. Tenemos un "papel" cada uno en este juego, pero en el fondo somos todo lo mismo y cuando se ama es cuando se experimenta esa unión.
      Encantadísima de que te guste el poema tan anaranjado, ja,ja, a veces creo que estoy pintando en lugar de escribiendo :) Sí. Dina es la inspiradora... y sé que lo comprendes muuuyyyy bien porque tienes tú otra inspiradora preciosa cuyo maullido aún resuena dulcemente entre los claveles rojos de tu corazón...
      El lujo es mío, querida Mila. Siempre agradecida.
      Otro abrazo igual de sincero, blanco, como tus azucenas :)

      Eliminar
    2. Hola de nuevo, mi querida Maite-Volarela, ahora te siento tan anaranjada como el poema o más..., y me encanta. Cierto que tengo a otra gran inspiradora, aunque a veces no sé comunicarme con ella, es más lista que yo, jajaja. Gracias por tus palabras, siempre cariñosas. Me da un poco de apuro decirte, pero recordé una entrada que hice a mi DOLÇA, un tanto mística, muy especial para mí, y bueno, me acordé de ti y, ¡por supuesto! sin compromiso en nada, me permito la osadía de dejarte enlace por si te apetece leerla.
      https://milaencuentros.blogspot.com/2015/10/erase-un-lugar.html

      Abrazos y besos, en este mismo momento :)

      Eliminar
    3. ¡Mila! ¡Es precioso!!! Misterioso, profundo, delicioso... ¡Gracias por compartirlo!
      Un fuerte abrazo, con todo mi cariño :)

      Eliminar
  12. El título ya promete. Son seres maravillosos, que nos regalan compañia y amor, y no digamos fidelidad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Qué bello poema Volarela. Entiendo tan bien tu nostalgia, tuve una perrita que partió al cielo el 2010. Nosotras tratamos de darles hábitos humanos, pero ellas nacen con los suyos propios, marcados, y aunque se adaptan a nuestras vidas, y nos quieren como nada más en el mundo, debiésemos respetar más su naturaleza, sus instintos, como, por ejemplo, querer oler y lamer casi todo lo que pillan. Son unos ángeles en nuestras vidas, y aunque digamos yo “adopté” y “rescaté” a esta mascota, son ellas las que nos eligen y salvan. Dina y Pulga deben estar corriendo felices entre nubes... y seguramente en alguna dimensión las volveremos a coger en brazos y nos lengüetearan hasta dejarnos mojadas, jajajaja......

    Besos para ti querida y bella amiga.

    Paty

    ResponderEliminar
  14. La has descrito como si la conocieras, amiga, con esa humildad, esa energía y ese amor incondicional. Me mimeticé en el poema, y ella lo hizo muchas veces conmigo... Sin duda, algo de ella sigue viviendo en mí. No somos únicamente nosotros, vamos aumentando de "tamaño" con las vivencias y seres que en algún momento han formado parte de nuestras vidas.
    Precioso comentario!
    Un abrazo enorme de lavandas llenas de abejitas ;)

    ResponderEliminar
  15. Ja,ja, ja, qué dulce comentario... Paty... Sí, nos dejarán mojadas, me lo imagino... :)
    Tienes razón, los tenemos a nuestro cuidados, pero nos olvidamos de que ellos nos están cuidando aún más... Nos cuidan hasta cuando no estamos...
    Como dices, es muy importante conocer su naturaleza. Antes de tener un animal deberíamos estudiar a fondo cómo es para cuidarlo del mejor modo posible.
    Muchos besos, querida Paty, un placer precioso tu visita! :)

    ResponderEliminar
  16. Es un homeneje precioso a tu perrita y que seguro que te faltan versos para describir los sentimientos que compartíais. Aunque haya pasado el tiempo, cuando quieres a alquien lo quieres para siempre.
    Un abrazo amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente así.
      Muchas gracias por tu visita :)
      Un abrazo, amigo :)

      Eliminar
  17. Que belleza y ternura trasmiten tus versos a esa perrita amiga fiel....
    leerte es un regalo querida amiga, me ha gustado muchisimo
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El regalo me lo haces a mí con tus palabras. Gracias :)
      Un abrazo, Stella :)

      Eliminar
  18. Hola, Maite! Precioso homenaje a Dina. Sin duda, los perros, con su vitalidad, su fidelidad, sus ritos y, sobre todo, por esa felicidad sana que irradian al estar con ellos son una compañía inolvidable. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal como lo describes... En sí mismos son terapéuticos. Inolvidables :)
      Muchas gracias, David por pasarte por aquí.
      Un abrazo!

      Eliminar
  19. Para quien sabe recibirlos, los perros son una gran regalo y una grata compañía.

    Saludos,
    J.

    ResponderEliminar

Gracias por leer, escuchar y comentar