30/10/15

Un viaje sin final

 


Mi viaje difusamente se proyectaba en los raíles azules de los que no veía el fin... 
Mis pétalos estaban destinados a dibujar fuentes y volar con las ánades, para luego caer y desgajarse sobre la tierra húmeda y callada. Y aprender todos sus secretos.






En este viaje dejé mi alma en el mar... donde una y otra vez te llamaba...




 No veía tus huellas de plata en la arena... respondiéndome.




El viaje era largo, rítmico.
El eucalipto, al pasar, me contó su vieja canción de resinas, de olvido...
 Y deslicé mis lágrimas verdes por el cristal.




Caí, y vi el suelo mullido contando su propia historia infinita...






 Quise detener un sueño azul...




Pero la vida me decía adiós vestida de blanco...






para volverme a abrazar... con otro traje.





Algo muy profundo me hacía luchar con las olas... mientras las rocas impasibles contaban los minutos que me quedaban.

Y siempre... sinfonías de cristal sobre mi almohada...







Nunca dejaste de observarme...;



me recordabas que mis pasos se hacían de oro tras la ventana, que nada era inútil...




 que podía recoger cada momento, descoserlo del tiempo y llenarlo de paz...




 Amé tanto, compartí tanto, aprendí tanto...





 Y flote... aferrada al instante...







Y me detuve desnuda ante el silencio que caía en picado hacia mi alma.






Y pude soñar el sentido de mi vida derramado en el tiempo.






 Mi viaje sigue...
 prendido
a la maravilla.

***


Foto y texto: Volarela


28 comentarios:

Kasioles dijo...

Y que siga por mucho tiempo tu maravilloso viaje, bordando letras, mandándonos bellos mensajes, deleitándonos con tan bellas fotos y dejando un trocito de tu corazón, en cada palabra que tiene el poder de volar sobre el piélago salado, cruzar el cielo y llegar hasta el más apartado rincón de esta maravillosa blogosfera, gracias a ella, te he conocido y hoy puedo mandarte un fuerte abrazo con mi cariño.
Kasioles

maria del carmen nazer dijo...

En verdad, ya no sé qué decirte. Te superas tanto y no tienes techo.
Eres pura luz mi hada tan querida.
Las palabras y las imágenes son de una belleza sin igual.
Una maravilla. Una divinura .
"Amé tanto, compartí tanto, aprendí tanto "...
y seguirás aprendiendo . No sé si alguna vez podrás saciar esa necesidad de plenitud, de arte , de excelencia.
"Yo tengo el verso que es de miel
y el que es de oro, y el que es de hierro candente.
Yo soy el ánfora del celeste perfume;
tengo el amor.
Paloma, estrella, nido, lirio "...
Rubén Darío.
Cuando lo escribía en mi blog pensaba en tí.No puede ser más exacto , una túnica blanca, a medida para tu alma.
Te quiero mucho. Es un honor para mí ser tu amiga.
Besos mil.

Francisco Espada dijo...

¡Qué maravilla! He asistido al diálogo entre el fotógrafo y el poeta, ambos con palabras idénticas: uno en expresivas imágenes, el otro verbalizándolas.

"El silencio que caía en picado hacia mi alma"; y "El sentido de mi vida derramado en el tiempo".

Te felicito. Un merecido beso.

Mª Jesús Muñoz dijo...

He viajado contigo por esas vías azules, interminables...La vida pasaba deprisa, mientras mis ojos se detenían en la playa, en las casas, en los árboles...y en esa ventana, desde donde me miraba el misterio divino, para después disfrazarse de paloma, de gato, de almendro en flor,de cisne...Todos los elementos me hablaban de la vida, de su paciencia, su entrega y su espera constante...¡¡Cuánto se aprende, se ama y se disfruta, cuánto...!! A veces caemos al suelo, nos detenemos en el silencio y vamos despertando, comprendiendo el sentido de las cosas...Pero, nada termina, el viaje sigue y la belleza es aún más clara y elocuente...
Mi felicitación por esta preciosa colección de fotos y pensamientos, que nos hablan de la vida, del mismo misterio de tu post anterior, amiga...donde late el Creador
Mi abrazo de luz y mi cariño...Feliz finde y cuídate.
M.Jesús

Milena dijo...

Traes siempre belleza, Volarela... y este maravillarse ante la vida tan tuyo, tan sabio, tan mágico...

A través de tus preciosas e inspiradoras fotos y de tu poesía, nos asomamos a ventanas de distintos colores, de distintas texturas, en un viaje de instantes vividos intensamente donde se descubre que lo onírico puede ser también real o tal vez real lo onírico... en un viaje de vida que prosigue sin fin... con aliento divino infinito...

Volarela, mil gracias por transmitir así tu mirada, me llega un inmenso regocijo...

Mil besos ☼ un abrazo grande

Lobomexicano Recuerdos dijo...

un ensueño tus letra, un viaje inolvidable, donde soy parte de él al descubrir la forma mágica con que hilvanas cada letra y nos trasladas en tu compañía a contemplar la maravilla que se despierta entre la naturaleza y tu mente,,,saludos

mcfpalomo dijo...

Que belleza de viaje prendido a y en la maravilla.

Bello reportaje, acompañado de bellas letras..

Feliz finde, un abrazo Volarela

Volarela dijo...

Mª Carmen, gracias, no sé cómo agradecer el regalo que me haces, no merecido. Igual de honrada me siento yo de ser tu amiga.

Y a todos, de verdad, gracias con el corazón. Vuestras visiones me completan.

Felices días en/con la poesía y el arte

Isa Iss dijo...

Que belleza de viaje Volarela. Me encanto el dialogo entre el poeta y el fotografo.
Precioso. Bravo
Un beso
Isa

Lola dijo...

Un viaje maravilloso y mágico, como yo te veo. Siempre dejas tus letras al viento para quien quiera recogerlas en armonía, yo hoy me iré a dormir en uno de tus sueños cálido y amoroso. Un beso.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

Hermosa composición de imágenes y palabras... un viaje maravilloso.

Un gusto llegar a tu blog.

Abrazos.

Piruja dijo...

Hola Maite, gracias a ti hemos echo en tu compañía este bello viaje, un viaje que no es el final sino que espero sea el principio de algo bien bonito, como bien dices, prendido a la maravilla que es lo que mereces:)
Me ha encantado aparte de tus bella letras, las imágenes que le acompañas que son preciosas, bonitas de verdad para no sentirse solo en ese viaje maravilloso, felicidades:)

Besos.

Fanny Sinrima dijo...

Dos excelentes manifestaciones de tu arte : las palabras poéticas y las fotografías, fundiéndose en una confesión etérea del espíritu.Un fantástico viaje del alma por la Naturaleza, lleno de belleza.

Mi enhorabuena.
Un abrazo.

karin rosenkranz dijo...

Maravillosa composición.
un beso

CRISTINA dijo...

Sabias palabra y bellas imágenes, gracias por permitirnos que te acompañemos en este hermoso viaje. Cuando amamos lo que somos todo a nuestro alrededor es de una belleza sublime, el cultivo del amor, de la gratitud y del afecto es otra faceta de nuestra condición humana, y tu lo demuestra en cada una de tus letras.
Un grande abrazo.

Adriana Alba dijo...

Que belleza!
Cada fotografía un viaje mágico, has logrado que viaje con vos y disfrute de lo que mas amo, la naturaleza, fauna y flora, mares y lagos, cielos y montañas...ventanas vestidas de luz.
Gracias querida Volarela por regalarnos tantas maravillas!
Abrazos y besos.

Juan L. Trujillo dijo...

Llego hasta ti y me emociono con los colores y la mirada de tu cámara. Pero la emoción sigue, que también de luces y suaves texturas están hechas las palabras que acompañan.
Y nace la magia en esa comunión entre la naturaleza y los sentimientos.
Gracias por el momento que nos regalas.
Un abrazo.

Joaquín Galán dijo...

Un aprosa plena de sentimientos y unas fotografías que ayudan a soñar...
Bella entrada.

Abrazos Volarela.

Manuela Fernández dijo...

Precioso blog que invita a soñar por él y me quedo para poder seguir haciéndolo.
un abrazo.

Marina Fligueira dijo...

¡Ay mi querida Volarela!

¡Que bonitos son tus pétalos! Amiga.
Saben volar como las aves... Y que pasos tan nobles y exquisitos vas dejando en cada verso en cada letra; mas el viaje no es el final, sino que sigue por la senda de la vida por vías azuladas donde dibujas fuentes y haces vuelos mágicos y nos vas dejando tu huella de fina plata.
¿Poeta?, en ésta prosa exquisita intuyo un pizco de melancolía con esas lagrimas verdes que a mí me gustaría que fueran sonrisas: ¡Pero no por eso deja de ser hermosa! Bella como la vida. Lo es, y es elegante, tiene la finura del espejo del agua cristalina. ¡Sí, así debe ser tu alma! Pues tus letras son un rayos-equis, donde se ve tu sensibilidad, tu corazón colmado de amor de dulzura y de paz.
Lo bueno y lo mejor de todo, es amar y compartir, saber dar sentido a la vida y seguir flotando agarrada a cada momento que ésta nos regala con sosiego con calma y felicidad.

Ha sido y, es siempre un inmenso placer pasearme por tu precioso trabajo. Tanto las imágenes como tus letras, son un tesorito. Y tú un tesorazo de Poeta.
Te dejo mi cálido abrazo mi gratitud y mi estima siempre.
Besiños. Marina.

Perdón por mi demora, no es apropósito Dios bien lo sabe.

Marina Fligueira dijo...

Gracias a ti, por darnos tanto y tan bello.
Un besazo, reina.

karras dijo...

Uno se siente flotando en el universo de tus palabras. Las fotos rellenan esos espacios,esos silencios necesarios que flotan entre tus pensamientos. Y es tan puro tu pensar que nos acercas a la esencia de la vida misma. No la vida que llevamos sino la que deberíamos haber aprendido.
Mi admiración a tu texto, a tus imágenes a tu forma de ver, de sentir, de amar lo que te rodea.
Y sobre todo mi admiración al conjunto entero que no es otra cosa.......que tu misma.
Gracias por no olvidarme. Os debo una explicación y la tendréis en su momento.
Un besote muy grande.

Volarela dijo...

Gracias, Karras, pero con respecto a mí sabes que no me debes explicación alguna. Me encanta que estés aquí, eres un artista magnífico que nos ha dado momentos maravillosos, pero eres un ser libre y yo respetaré profundamente tu libertad. Vete y vuelve cuando de veras lo necesites tú, al menos así me lo planteo yo, porque la creatividad depende directamente de la libertad, de ser uno mismo, sin coacciones.
Un besote, amigo.

* Y de nuevo, gracias a todos por estos comentarios, que en algunos casos se van al cielo del cariño de tan enormes que son..., y por eso mismo pido permiso para llegar allí y devolveros ese cariño con todas mis fuerzas.

Sed felices todo lo que podáis :)

Ángela dijo...

Maite, qué viaje tan cautivador, especial, bello y profundo...
Quisiera destacar algunas palabras y me quedo con todas, por su fuerza, por su intensidad, por su alma y belleza.
Me voy flotando en esa realidad latende que nos envuelve y nos envuelves.
Un fuerte abrazo.

Mª Carmen dijo...

Que bonito escribes, es un placer leerte en ese viaje repleto de sentimientos. Te deseo feliz finde. Besitosss.

Kasioles dijo...

Vuelvo para agradecer tus letras siempre llenas de cariño.
Aprovecho para leer otra vez tu entrada y disfrutar, una vez más, de esas fotos que hablan por si solas.
Tienes el arte de poner alas a las letras y lanzarlas al viento para que lleguen lejos.
Yo las recojo con ilusión y te las devuelvo en abrazos.
kasioles

Franziska dijo...

Me has impresionado con el dramatismo de tus primeros versos que siguen en una secuencia añadida y llenando de matices lo que yo entiendo como un texto de despedida de la vida, el desgarro profundo de alguien que lo vive por propia experiencia pero que se detiene a valorar y reflexionar con un alma llena de luz y paz. Te has volcado con las imágenes que aún le dan más dramatismo a las palabras. Es un texto lleno de amor a algo que sabemos que se está acabando. No puedo saber bajo qué manto estaba tu alma cuando escribías, lo que sí deseo que haya sido fruto de una inspiración, de un relampague que se haya cruzado, sin ninguna posibilidad de realidad.

Que la luz y la paz sigan contigo. Un abrazo lleno de afecto para tí. Llegar hasta tus blogs es siempre un regalo espiritual. Franziska

Volarela dijo...

Tal como lo explicas, Francisca. Parece que hayas leído en mi mente. Es el alma que mira hacia atrás y hace balance. Comprende que su experiencia, con altos y bajos, ha sido maravillosa. Desde luego, no me encuentro en la situación de dejar ahora el camino, pero ya sabes que la inpiración no tiene ni sabe de tiempos. Me encanta cómo penetras en el sentido de las cosas.
Muchas gracias, te doy otro abrazo lleno de afecto con toda la luz, el cariño y la paz de que soy capaz. :)

Publicar un comentario