21/9/14

Una playa espera...


UNA PLAYA ESPERA.


Playa, qué quieta esperas cada día, qué quieta...
Pasan los diminutos barcos, pasa la brisa con su pañuelo azul. Y las gaviotas de ceniza y nieve dejan caer sus gozosas patas sobre ti.
¿Qué esperas, tan callada, tan secretamente tierna?

Las susurrantes caracolas socavan tu silencio; y en la noche, la luna dibuja, sobre las algas, los sueños del mundo.

Bañada en espumas de nostalgia, nadie sabe lo que esperas.
Pero yo sí lo sé...




Son los niños. Ellos son tus invitados predilectos.
Quieres volver a sentir sus piececillos libres y suaves como panecillos.
Ansías notar sus manos construyendo fantásticos castillos; esos, que se alzarán en ti, desafiando la mordedura blanda del mar. Y así verás a la misma inocencia vestida con tu cuerpo.




Sé que anhelas oír las campanillas florales de sus voces, alimentar las golondrinas inquietas de sus ojos, atrapar los peces voladores de sus risas.

Ya llegan, ya... a la playa callada los pasos rosados...
Traen delfines en su almas, a rebozarse en tu regazo fiel.








                                                                                          *



16 comentarios:

maria del carmen nazer dijo...

Ay Maite ! qué hermosura !palabras bañadas en ternura. Una fineza imposible de no sentir.
un texto de oro. Una ensoñación.
"Bañada en espumas de nostalgia, nadie sabe lo que esperas. Pero yo sí lo sé..."
Claro que lo sabes. Tu sensibilidad exquisita brota de tu misma piel. Es tu alma una gema de jade purísimo. Me emocionas mucho .
Yo pido a Dios que te conserve ese talento coronado de luz que brota de tus expresiones.
Y también destaco el delicado gusto de las imágenes que escoges .
Me siento muy honrada de ser tu amiga
Eres un ser luminoso . Cuida ese don que está en tus genes. guárdalo entre algodones , presérvalo.
Te quiero mucho. muackcsssss

amiga.

Kasioles dijo...

No todos pueden presumir de tener esa sensibilidad y llegar a captar lo que puede esperar una playa.
Me has puesto en un dilema, ya no sé lo que me gustá más, si tus letras o esas fotos que me han recordado a las pinturas de Sorolla.
Te deseo una muy feliz semana y te dejo cariños en ese gran corazón.
Kasioles

Mª Jesús Muñoz dijo...

¡¡Qué bien conoces esa playa, amiga mía!! Yo diría, que por un momento te hiciste arena infinita y te recostaste al lado del mar...a esperar a esos niños con sus miradas de golondrína y sus risas de peces voladores. Hermosas metáforas, que son el reflejo de tu alma de niña grande, que se hace voz y grito de esa playa amada, que siempre espera incansablemente sentir el tacto de a inocencia y de la magia infantil...Mi felicitación y mi abrazo por tus letras y tus fotos, que son una maravilla...Reflejan miles de sentires, que nos hechizan y conmueven.
Feliz semana, amiga.
M.Jesús

Adriana Alba dijo...

Hermosas letras, toda la ternura y la inocencia de los niños bordando esa playa mágica con hilos de oro, donde se formará el tapiz Universal.

Las fotografías son bellísimas.
Abrazos querida Volarela.

Volarela dijo...

Muchísimas gracias, queridas amigas, por éste y el anterior comentario en "Anillo". Me alegra que halláis sentido conmigo la alegría de una playa cuando llegan los niños. Las fotos son de mi playa de Levante (Benidorm), ella es la que calla mientras resiste la soledad del invierno, hasta que en verano llegan las golondrinas juguetonas a revolucionar toda su arena :) El final hace alusión a "rebozarse" en la arena. Ése es un recuerdo de mi infancia, y de la de muchos niños, cuando después de bañarnos nos tendíamos en la arena calentita y parecíamos croquetas, ¡erea un placer!.

Un besazo y feliz semana :)

Juan L. Trujillo dijo...

¿Cuantas incontables historias caben en el paseo matinal de estos niños en la playa?
Muy bellas imágenes.
Un abrazo.

Franziska dijo...

Parecen inagotable la fuente donde bebes la delicadez de tus palabras.
El tema de hoy es otra maravilla y las fotos son una preciosidad. No sigo porque no quiero que pienses que trato de halagarte. Ya veo que será mejor que vaya midiendo mis palabras porque ya me parece imposible encontrar en este blog nada mediocre.

También he descubierto tu faceta de creadora de imágenes en formato de vídeo. Te he dejado dos comentarios aunque he visto tres vídeos. Ya estaré al tanto de lo que vayas publicando.

Un abrazo de hermana en muchas coincidencias, hay que sumar los cielos nublados y el canto de los pájaros. Vamos añadiendo. La diferencia de edad, es enorme pero hay muchas coincidencias.

Francisco Espada dijo...

Precioso, qué bien has coloreado la playa con los palotes de la infancias. Te felicito.
Besos.

karras dijo...

Se de tu grandeza como escritora, se que haces vibrar las cuerdas desafinadas del alma creando melodías con las palabras escritas. Pero es que hoy además........tus fotos jolin si tus fotos son de una preciosidad sublime.
No son un momento captado son un captado sentimiento en ese momento me descubro amiga ante tanta genialidad y sentido de la belleza.
Besos y admiración.

Belén Rodríguez dijo...

Lo sabes porque está en ti, porque has sentido el lamido de su caricias y has escuchado las nanas que te acunaban en su lecho de arena.
Es perfecto lo que has creado, de una sensibilidad extrema.
Me voy jubilosa y encantada de tu casa.
Un manojo de besos.

Marina Fligueira dijo...

¡Uffff Volarela!!!

Que delicia de entrada, aquí también me quedo extasiada casi sin palabras.
Me encanta las fotos: que bien puntas, donde pones el ojo allí va el "tiro" eres una sensacional fotógrafa; y bueno me encantan tus lindas letras, creo que abrazan y envuelven la prosa poética. Genial, me ha encantado.

Ha sido un inmenso placer pasearme por la frescura de tus playas y la belleza de tus letras.

Te dejo mi gratitud y mi estima siempre.
Un abrazo grandote. y se muy muy feliz. Mirando esas preciosas playas que yo he visitado en alguna ocasión.

Lola dijo...

Yo que aun permanezco en la playa, vi como ayer una gaviota se había posado en la arena, tranquila estaba ella allí preciosa y libre, y solo levanto el vuelo cuando una niña pequeña que apenas andaba intento correr hacia ella para acariciarla, ella la miro y voló libre, sin prisas, mientras vi llegar la bajamar. Así siento tus bellas palabras. Un abrazo amiga.

Volarela dijo...

Gracias por leer y comentar de esta manera tan bella (y con tanto cariño). Poetas, fotógrafos, artistas del sentimiento...

Un gran beso :)

Pamisola dijo...

Las playas guardan tantos momentos de niños felices, que esperan con paciencia al próximo verano para disfrutar de nuevo de las vivencias infantiles.
Precioso poema.
Besos.

Narci M. Ventanas dijo...

No sé hasta qué punto las playas disfrutan de los niños, pero desde luego nadie como los niños para disfrutar de una playa, algunos he visto que le pegaban bocados a la arena y todo, porque lode rebozarse como una croqueta no era suficiente, supongo que querían sentirla dentro también.

Precioso texto, lleno de sensibilidad, ternura y poesía.

Besos

Tramos Romero dijo...



Pura poesía dulce,ternura en tu mirada y belleza en las palabras, que misión tan imporante para todas las playas.

Besos muy fuertes,

tRamos

Publicar un comentario