9/9/14

Perfume / Ventana. Palabras de Sindel





UN PERFUME DOLOROSO


Pegado a mi piel
revolotea un enjambre
de besos,
y un canto niño de glicinas
azules,
que no puedo escuchar.

Sobre mi hombro está posada
una gaviota.
Oigo su corazón:
es el  tic tac de tu recuerdo
que me arropa en el silencio
más intensamente blanco...

Cae la nieve de tu ausencia
como un perfume doloroso. 
Y del acantilado
cuelgan mis lágrimas
de madreselva.












UNA MOSCA EN LA VENTANA


 "Para probar la hiel del inútil esfuerzo has venido..
Pero tú lucharás."



Es un cielo de mentira,
una ventana cerrada,
un cristal donde una mosca
batalla.
Ansía
los verdes, los faros, los aires, los cantos,
las nubes
no tocadas.
Resbala, camina,
escala,
a un jirón de libertad
aferrada.
Cae, trepa, sube,
se golpea
contra la luz
 acristalada.
Chocan, 
rebotan, 
arden
sus quedos aleteos
en la desesperanza.
Y se calcina lentamente el rizo de sus ansias.

Se abre la ventana.
Un último jadeo recogen las jaras.
 La madrugada sopla
 otra vida agotada.


*


22 comentarios:

Ester dijo...

Personificar las flores y animales es un arte. Preciosos versos

Narci M. Ventanas dijo...

Preciosos ambos, a pesar de que los dos transmiten una extraña sensación de desencanto, casi de resignación dolorosa ante la vida y el mundo.

Besos

maria del carmen nazer dijo...

"Un perfume doloroso " Una divinura. Los últimos cinco versos me matan de amor. ¡cuánta belleza ! ¡ cuánta creatividad !.
No debiera extrañarme. Todo lo haces maravillosamente bello.
"Una mosca en la ventana "
¡Pobrecita mosca ! pude verla golpeándose la cabeza una y otra vez y me siento identificada con ella . Siempre tropiezo con la misma piedra.
¡Me encantó ! Hay que escribir sobre determinados temas . Tú lo haces. Escribes sobre la mosca y creas un collar de jade.
Felicitaciones por tanto !

Carmen Andújar dijo...

Me han gustado mucho los dos. El primero recordando ese perfume de un amor acabado; pero del que aún conservamos su aroma. Y el segundo, esa alegoría de la mosca que escala el vidrío de la ventana intentando salir, y que al final lo logra; pero es demasiado tarde.
Un abrazo

Adriana Alba dijo...

Precioso!
Hasta mi Ventana ha llegado el perfume de tus versos...toda mi CASA está perfumada.
Gracias por acariciar el alma de tus lectores que contamos con tu amistad, cercanía y generosidad.

Abrazos Dulce Volarela.

Sindel dijo...

Ahora sí preciosa! Me gustó mucho tu aporte. El primer poema es triste, el sentir de ese perfume que es fragancia de olvido. El segundo me pareció original y genial, nunca se me hubiera ocurrido escribir un poema así, te felicito por estas dos poesías maravillosas.
Un beso inmenso!

Francisco Espada dijo...

Ambos son mágicos, no sólo por la personificación en cada uno de ellos, sino por la extremada ternura de cada uno de los trazos con los que has dibujado ambos poemas. ¡Felicidades!
Un beso.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Fragantes tus versos, refrescan el alma
=)

karras dijo...

Jobar Volarela, el poema de la mosca me ha sobrecogido.
No es la primera vez que las veo en la situación que describes (siempre me apresuro a abrir la ventana cuanto antes no puedo evitarlo).
Pero se ha de tener una sensibilidad muy especial para escribir con tanto sentimiento y tanto lujo de detalles.
Mis felicitaciones y mi admiración.
Besos grandes.

José Manuel dijo...

Doloroso y plagado de ausencia el primero, original con mensaje el segundo...ambos son grandes.

Besos

Volarela dijo...

Mil gracias a todos. Porque además hoy os he hecho trabajar, con doble ración de poesía ;)

Me alegra mucho que hayáis visto con compasión y ternura el sufrimiento de una pequeña mosca. Y también esa profunda filosofía que hay detrás de este hecho tan común.


Un besazo, compañeros, con mucha alegría y deseos de felicidad :)

Fanny Sinrima dijo...

Me encanta ese recorrido entre las flores, tomando de ellas el perfume para tus versos.

Un abrazo, artista.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Impresionante ese enjambre de besos lejanos...Y esa gaviota, que como un ángel, se posa en tu hombro arropándote con la infinitud del silencio blanco...Cae la nieve del tiempo, mientras la tristeza se descuelga en lágrimas del acantilado...Este poema me habla de un tiempo pasado, presente aún y sentido en tu cuerpo y en tu alma...La gaviota, es símbolo de la naturaleza, que como madre te protege y te alienta por encima de todo...Precioso y muy inspirador, amiga...
Y esa mosca, que lucha contra el cristal de la ventana, que le impide alcanzar la libertad...Es una metáfora de nuestra propia vida, cuántas veces resbalamos, caemos, nos herimos y seguimos luchando esperando encontrar un resquicio para escapar...Pero, la ventana se abrirá cuando hayamos dado todo, cuando estemos listos para alcanzar la luz...
Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu profundidad, tu creatividad siempre viva y cercana.
M.Jesús

Franziska dijo...

Quiero darte las gracias por tus cálidas palabras en mi blog y creo, además, que has captado bien a que cosas le doy importancia.

Es la primera vez que te visito y me alegra siempre emplear mi tiempo con poesía. En mi opinión estas dos obras son pura poesía por los sentimientos que ponen en alerta y por la belleza del lenguaje con que te expresas.

¡No podría decir cuantas veces me he visto tan atrapada como esa mosca: es perfecto el poema.

La ausencia del ser querido cantada en el primer poema es, sencillamente, emotiva y llena de dulzura. Preciosa.

Volveré para seguir leyendo porque me has interesado mucho. Un abrazo de hermana en la vocación poética.
Franziska

Kasioles dijo...

Ha sido un placer leer tus versos, logras que lleguen al corazón del lector.
He leído el poema tan bonito que te ha dedicado nuestra común amiga M. jesús y venía a felicitarte por haberle inspirado tan bella emtrada, que con tanto cariño te ha dedicado.
Te dejo abrazos para que los compartas con ella.
Kasioles

Juan L. Trujillo dijo...

Bellas imágenes poéticas en el primer poema teñido con la cierta tristeza del amor perdido.
Y un dificil reto literario, resuelto con la brillantez de quien es capaz de plasmar con lirismo los sentimientos.

Me quedo, para el futuro.
Un abrazo.

RECOMENZAR dijo...

me encanta como escribes

Tramos Romero dijo...

Te acabo de conocer en el blog de Sindel, en ambas poesías encuentro
conexión, es la vida pura y llanamente,
lo que ya no es tan sencillo y SI muy bueno es tu manera de hacerla ver.
¡te felicito¡

Me quedo a tu sombra,

Besos muchos

tRamos

Marina Fligueira dijo...

¡Hola, Volarela!!!

Que lindo tu poema, como todos los que escribes; llevan el sello de tu sensibilidad y buen hacer. No soy gran entendida, pero creo que estas bellas metáforas que envuelven la mosca que asía ser libre...
¡Es el autentico reflejo de algún, o tantos!.. Seres humano que se ven angustiado/as, dado bandazos igual que la mosca, tras esa ventana cerrada; y desean que se abra para volar aunque no puedan tocar las nubes tocaran la libertad que todo ser vivo merece.

Me encantan éstos y exquisitos y últimos versos aunque un tanto melancólicos.

Y se calcina lentamente el rizo de sus ansias.
Se abre la ventana.
Un último jadeo recogen las jaras.
La madrugada sopla
otra vida agotada.

Como la vida misma de muchas almas.
Ojalá que la madrugada sople deliciosa brisa que de dulzura e ilusionas a a todo ser humano.

Ha sido un inmenso placer pasearme por tus letras. Aunque no sé muy bien si he acertado en mi interpretación...
Te dejo mi gratitud y mi estima siempre.
Un abrazo y se muy muy feliz. Linda niña de lindos ojos y bella sonrisa.

Marina Fligueira dijo...

¡Y bueno!!! Ese primer poema es una preciosidad.
Denota nostalgia, ausencia, ese recuerdo que arropa el silencio... todos los versos envuelven abrazan una deliciosa musicalidad, que solo tú desenvuelves brillantemente con claridad. ¡Me encantan!.

Es un placer inmenso leerte.
Un brazo y toda mi estima.
Se muy muy feliz.

Jeny dijo...

Qué lindo lo que escribes! Te mando un beso!

Belén Rodríguez dijo...

Preciosos y singulares poemas.
Si tuviese que elegir me quedaría con el perfume, aunque sea doloroso.
Besitos!.

Publicar un comentario