2/9/14

Sobre el asombro





¿Por qué en todos los parques hay siempre algún niño que echa a correr entre las palomas para espantarlas?
No hay más que ver su cara entusiasmada para comprender todo el placer que le causa.
Siempre, irremediablemente, en cada parque encontraréis a uno u otro pequeñuelo haciendo lo mismo.

A todos los niños les encanta descubrir su poder, asombrarse, maravillarse hasta la risa más gozosa; asomarse admirados a lo que un pequeño acto puede provocar: tan solo una carrera y…. todo un espectáculo de alas blancas y lluvia de palmadas ante sus ojos. ¿No es fantástico?, ¿no es éste indicio de que al hombre le apasiona lo mágico, lo grande e inesperado, más todavía si procede de su propia mano?

¿No tendremos todos dentro un aprendiz de mago, un continuo explorador curioso esperando descubrir misterios y sorpresas bajo el gran sombrero del mundo?


                                                               TODO ES MÁS

Abre los ojos, 
todo es distinto...
todo es más...

-La coleta de una niña
brinca
derritiendo la nieve
de las cimas-

Un salto de rana,
un silencio de araña,
el cuerno de una cabra:
¡Cuántos paisajes dentro!

Las raíces
los amantes,
el pintor,
el perro que se enrosca,
un zapato sin dueño
y una mosca,
microbios copulando,
el baobab,
la estrella en el charco,
el ciervo que muge, 
la violinista
y el gato.
Y en cada uno 
un laberinto de cuarzos
i n c o n m e n s u r a b l e.


Creo
que si pudiéramos ver lo que esconde
la chistera de Dios
no lo soportaríamos
y moriríamos

de dicha




dicha



dicha.

12 comentarios:

Mª Jesús Muñoz dijo...

¡¡Todo es más, cuántos paisajes dentro, mágicos, inconmesurables...llenos de dicha...!!
Maite, ese/a niño/a que llevamos dentro nos está pidiendo a gritos la magia,el asombro y la curiosidad, quiere abrir el fondo de las cosas y descubrir la maquinaria interna...Pero, eso es como mirar en "la chistera de Dios"...Imagino, que si viéramos todas las maravillas, que nos pasan desapercibidas...Nos daríamos cuenta de la grandeza de
la vida, de la esencia de su misterio divino latente...Y efectivamente, sería tanta la plenitud y el gozo, que no lo resistiríamos...
Mi felicitación por ese poema, que nos invita a mirar más allá, a descubrir el mensaje, el presagio y el amor, que late cerca de nosotros...Mi abrazo inmenso y gracias por la magia de tus letras.
M.Jesús

maria del carmen nazer dijo...

Magnífico !! Has vuelto a darle vida a los manteles de las indias tobas.Están llenos de una belleza distinta en cada tramo. La genialidad te viene en los genes. Tú la tienes.
Sabes que vivo frente a una plaza , allí también hay palomas y siempre alguien que les tira miguitas. Luna las persigue y ellas levantan vuelo.
Es como ver un ballet . Suelo mirarlas.me gustaría volar con ellas.
Como dices, hay tanta belleza a nuestro alrededor, sólo falta que miremos con el corazón , que nos detengamos a oler las rosas como dice un gran poeta.
A tí sólo se te puede leer con el corazón , es lo mismo que cuando vemos volar a las palomas.
En tus palabras está tu alma, en tus dibujos está tu alma , en todo lo que haces está tu maravillosa sensibilidad.
Esa pintura "Dicha"representa la luz y la belleza de la infinitud ,
quizás no podamos mirarla... por ahora .
Eres exquisita hasta en la elección de la música.
Sigue así Maite ... respira cuando te haga falta y sigue. Guarda con sumo cuidado los dones que has recibido. Alabo esa estela luminosa que se escapa de tus manos cuando escribes . bendigo tu talento , agradezco conocerte .
Toda mi admiración y mi cariño.

Adriana Alba dijo...

Bellísimo!
Los niños, las palomas, la plaza, ese lugar verde y soleado que todos guardamos en el corazon.
Tus letras son una delicia.
Gracias querida Volarela, sigamos amando con inocencia de niños.

abrazos y regalo:

Poema La Plaza de Vicente Aleixandre


Era una gran plaza abierta, y había olor de existencia.
Un olor a gran sol descubierto, a viento rizándolo,
un gran viento que sobre las cabezas pasaba su mano,
su gran mano que rozaba las frentes unidas
y las reconfortaba.

Y era el serpear que se movía
como único ser, no sé si desvalido, no sé si poderoso,
pero existente y perceptible, pero cubridor de la tierra.

Allí cada uno puede mirarse y puede alegrarse
y puede reconocerse.
Cuando en la tarde caldeada, solo en tu gabinete,
con los ojos extraños y la interrogación en la boca,
quisieras preguntar algo a tu imagen,

no te busques en el espejo,
en un extinto diálogo en que no te oyes.
Baja, baja despacio y búscate entre los otros.
Allí están todos, y tú entre ellos.
Oh, desnúdate y fúndete, y reconócete.

Volarela dijo...

Gracias, de todo corazón por estos tres deliciosos y geniales comentarios.

Adri, el poema de Aleixandre me deja "cao", ¡es uno de mis favoritos!: SUBLIME. Mil gracias.

Un besazo enorme, enorme, queridas amigas :)

Humberto Dib dijo...

Una entrada completay magnífica, reflexión, poesía, música e imagen.
Un gran placer.
Un abrazo.
HD

Mar Solana dijo...

Hola, Mayte:

Uf, no veas lo que me ha costado dejarte este comentario; nada, que la pestañita se resistía a abrirse, pero el que algo quiere... ;)

Lo más bello de ser adultos es la consciencia de ese niño, aprendiz de mago, que ya no está enfadado con la chistera y toca el mundo con su "varita", sin miedo,
agradecido por todo lo "nuevo" que cada día le aparece bajo el sombrero...

Un fuerte abrazo.

Narci M. Ventanas dijo...

No sé si existe un dios, ni si lleva chistera ni que podría encontrar en ella, pero sí sé que hay artistas que pueden sacar de sus chisteras todo tipo de cosas:palabras mágicas, colores deslumbrantes, formas inimaginables o inefables melodías con las que llenarnos de dicha la vida. Esta entrada es una clara muestra de ello.

Un abrazo.

Marina Fligueira dijo...

¡¡¡Hola, Preciosa!!!

¡Bonita entrada, magnifica! Mi niña. Tus letras también me traen recuerdos... La rana que saltaba en un pequeño lago que tenía cerca de mi casa, yo también corría tras ella y las tuve en la mano muchas veces pero la ponía en su lago enseguida.

Todos llevamos dentro esos paisajes que tu describes a la perfección entre metáforas que dan mucho para reflexionar, sobre todo en esa chistera de Dios.

Ha sido un inmenso placer, Volarela de mi alma. Escribes como los ángeles, es un gusto me ha encantado.
Te dejo mi gratitud y mi estima siempre.

Un abrazo y se muy muy feliz.

¡Ah me que daba sin decirte algo, esos cuadros son precioso!!!!
Y la música del vídeo, una delicia.
Ahora si. Un besazo y hasta pronto

Franziska dijo...

Te decía ayer que me habias impresionado y la verdad tu línea de trabajo se mantiene en una expresión poética que te lleva con suavidad hacia un mundo lleno de emociones, casi mágico. Me parece que tendría que dedicarle más tiempo. Por supuesto voy a continuar leyéndote.

Supongo que si no has publicado estarás ya a punto de hacerlo. Me gustaría mucho que me dijeras el título de tu obra poética para buscarlo, en cuanto me sea posible.

Ah, las palomas cuando se asustan e inician el despegue, es una maravilla y con razón los niños quieren repetir esa experiencia. A mi me maravillan las aves, todas.

Un fuerte abrazo con toda mi admiración y gracias por sentir como sientes y por compartirlo.

Volarela dijo...

Franciska: Gracias por tu comentario-regalo de lujo. La admiración es mutua. Me encantó tu poesía y todo el amplio mundo que muestras en tus blogs.
Estoy muy cerquita de publicar, me queda pulir y trabajar un poco más, pero espero que pronto pueda hacerlo.
Un fuerte abrazo y todo lo mejor para ti. :)

Francisco Josè Lazo Melhado dijo...

Me deleito en la plaza de tus versos, donde revolotean las blancas alas y las sanas sonrisas.
Todo ese laberinto frondoso de flores y espectàculos que un dìa anidò tanta alegrìa en el corazòn; Vuelve a resonar para unirse al canto del ruiseñor, y seguir abrigando la melodìa de la alegrìa, del corazòn . .

Bellas tus pinturas al oleo . .
acompasadas con tus encantadores versos!

Abrazos
con todo cariño.

Volarela dijo...

Gracias Francisco por tan dulces palabras.

Matizo que la mayoría de mis "cuadros" son digitales. El óleo es un ideal aún lejano para mí.

Un abrazo muy cordial :)

Publicar un comentario