La gota de Rosana. Relato breve

Relato que participa en "Este jueves un relato" en el blog de Mónica. Podéis leer o participar aquí: Blog de Neogéminis




LA GOTA DE ROSANA


Ramiro y Julia coinciden esa noche en el pequeño ascensor. Son extraños, y en ambos hay cierta tensión al quebrarse sin remedio su intimidad espacial.

-Hola, voy al último.

-Yo también.

-No le conozco, ¿vive aquí?

-Sí, desde hace años, ¿y usted?

-También.

El ascensor comienza a elevarse, parsimonioso, regodeándose en cada puerta que acaba hundiéndose bajo los pies de los desconocidos. La máquina se sigue tragando más y más puertas idénticas. Y el silencio entre ellos se dilata como un globo, hasta que, finalmente, estalla cuando Julia pregunta: 

-¿No deberíamos haber llegado ya al séptimo?

-Sí, parece que esto tarda mucho en llegar. Qué raro...

 Pasan cinco minutos. Están nerviosos. La caja sigue subiendo. Pasan diez, veinte, treinta… Más nervios. Suben y suben... Pulsan el botón de emergencias, pero no funciona; tratan de bloquear el ascensor con sus llaves: sin resultado. Gritan; gritan más fuerte aun... Nadie los oye. La caja sube. Sube y sube inexorablemente. Han subido tan alto que los teléfonos no funcionan ya. Están aislados, fuera del mundo. Vacío. Perplejidad inoculándose en sus ojos.

 Después de entrar en pánico los primeros días, lograron calmar los nervios. Los siguientes, hablaron de todo. Se llegaron a conocer como hermanos del mismo vientre. Se enamoraron también. Pero el ascensor seguía subiendo y subiendo como si no tuviera la menor intención de detenerse jamás, ajeno a las menudas voluntades personales, y obedeciendo una ley secreta y fatal.

-¿No te sucede que toda tu vida has creído estar marcado por el dolor?  -preguntó Julia, mirando hacia un infinito imaginario.-

-¡Sí, es un pensamiento recurrente! Y esto es la demostración. Míranos. Vamos a morir aquí, y nadie lo sabrá jamás. ¿Qué podemos hacer?

-Nada... -dijo Julia.- Sólo esperar.

Después de un año aun vivían. Estaban sorprendidos de no haber muerto  de claustrofobia, inanición o desesperación.

Al fin, como esperaba la mujer, el ascensor se paró. Lo supieron porque retumbó y dejó de oírse el leve motor de fondo.

Se abrió la puerta. Entraron en una gigantesca sala rosada, de paredes blandas, carnosas y atravesada por multitud de enormes cuerdas negras que emitían chispazos de colores. Por toda la estancia había un sonido de alas veloces, como de palomas a la fuga.

Les recibió un hombre alto, calvo y sudoroso, con un pitillo en la boca.

-Ah, ya habéis llegado.

-¿Dónde estamos?

-Vaya, dos idealistas…, -pensó el encargado.- Siempre me tocan a mí… -Entonces, con mucha parsimonia, les explicó- En el cerebro de Rosana. Sois un impulso eléctrico que viene de su dedo gordo. -Se concentró y leyó en sus ojos como en un libro- ¿Veis? Aquí pone “Dolor”.

-Venga ya. Esto es una locura. ¿Somos un impulso de dolor?

-Sí. Y en cuanto trasmita la orden, desapareceréis.

Los dos se abrazaron, desesperados, con una fuerza inaudita.

El encargado suspiró pensando que algunos impulsos nerviosos, en sólo un microsegundo, ya se habían creído sus propios sueños.  

Dio la orden y Rosana emitió un formidable chillido de dolor ante su primer ataque de gota. 


***

Con este relatillo me despido por un tiempo para descansar entre libros, flores y baños de mar. 

Gracias a todos por vuestro cariño, paciencia, simpatía y apoyo!

SED FELICES




Comentarios

  1. Uf!! tu imaginación desbordante ha dejado patidifusa. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja. No podías estimularme más con esa palabra; me encanta: "patidifusa"
      Abrazos y muchas gracias Ester!

      Eliminar
  2. Gracias a ti por dejarnos joyas de letras. Un texto que comienza y va subiendo y subiendo hasta que por fin nos das la clave.
    Te dejo mi abrazo y sobre todo te deseo un verano estupendo , donde alcances aquellos que todos queremos serenidad, paz y felicidad. Un beso Volarela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un ascensor que no frena... es una pesadilla que creo que tenemos muchos en el inconciente.
      Mil gracias por tus palabras y por tus deseos maravillosos... Lo intentaré con fuerzas. Te deseo lo mismo!!
      Un beso muy grande

      Eliminar
  3. De paso no dejes de celebrar san Juan, pero cuidado de no quemarte. Me has elevado eternamente en ese misterioso ascensor.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ya estoy quemá... :))
      San Juan es especial...
      Muchos besos, Francisco, cuídate mucho

      Eliminar
  4. Pues un onirismo encantador, ese espacio común tras un año, era un cielo rosa, pero claro, con Gota...era doloroso

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El dolor es el precio de vivir... Muchas gracias, Albada.
      Un besote grande :)

      Eliminar
  5. Caray!! Que cosa más ingeniosa acabo de leer, que gusto!
    Me voy con una sonrisa en los labios y un toque de sorpresa en mi mente,esa que a veces exige tanto hoy al leer, se rindió ante esta pluma con encanto.

    👍👌✍️🙏🙋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Graciasss! Tu sonrisa justifica mi locura de texto. El tema de Mónica es lo imposible, de ahí salió esto.
      Eres super amable.
      Un cálido abrazo (Te dejo un dibujillo de un sol agarrado a una golondrina, para que te llegue)

      Eliminar
  6. Relatillo?... Espero que esta despedida sea momentánea; Volarela, y dure apenas lo que te lleve de tiempo para, copyright en mano, negociar con alguna editorial este microrrelato y tanto de tu peculio (mira la palabra que me salió del corazón admirado por vos, amiga) que merece ser libro editado-traducido-referido-y-o-citado... como prueba de lo que es LA IMAGINACIÓN AL PODER, lúcida-sensible-querida Volarela!!

    Ya te echo de menos (aquí decimos te extraño) por lo que vuelve pronto a volar por la cornisas como bien dice La Balada...

    Abrazo admirado superior a todos los demás que de corazón te he dado.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Peculio..." Me gusta mucho, porque es cierto, no tengo nada más que mi imaginación ("Imaginación al poder y a volar por la cornisas con una golondrina en el motor" :))!)
      No sabes lo contenta que me dejas. Ya estoy en ello, voy preparando un libro, pero aun le falta mucha cantidad ¡y calidad! Graciassss mil!
      También yo te (y os) echaré de menos.
      Abrazo más admirado y cordial :))

      Eliminar
  7. Uma bela estória. Bom descanso. Boas férias
    .
    Uma quarta-feira feliz
    .
    Pensamentos e Devaneios Poéticos
    .

    ResponderEliminar
  8. No puedo asegurar que haya entendido bien. El final me lleva a la conclusión de que murieron en el ascensor y llegan a un lugar muy moderno donde ya San Pedro no espera a las almas porque el pobre está necesitado de un descanso o porque le han encomendado tareas más importantes... este detalle no tiene ninguna importancia pero sí la separación que, en mi opinión, es una crueldad separar a dos personas que han sufrido tanto, se quieren, se comprenden y pueden estar asustados ante una eternidad que desconocen. Tengo que reconocer que yo no soy partidaria de relatos que te dejan en una situación de misterio porque, fíjate lo que acabo de hacer con tu interesante relato, lo he destrozado con las suposiciones más caducas, eso sí, conceptos heredados de mi antediluviana educación.

    Sabes que cuentas con mi admiración y que siempre te dije que esperaba que alcanzaras el reconocimiento literario que mereces. Espero que sigas escribiendo aunque yo exprese mis razonamientos franziskitanos pero soy una admiradora más. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No olvido tu ánimo inalterable siempre, eres un gran impulso para mí; yo también te admiro a ti y tus razonamientos son muy valiosos, lo sabes. Además, me encanta que seas tan sincera. Besos a manos llenas
      (Abajo te respondo más.)

      Eliminar
  9. Fantástico o teu relato Maite!
    Te felicito uma vez mais, pela tua criatividade e pelo teu talento.
    Desejo uma belas férias para ti... bom descanso!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Acabo de pensar que han llegado al Infierno, ese que ya ni la Iglesia Católica acepta que existe, así queda justificada la parafernalia de los ruidos y las malas ideas de quien se hace cargo de recibirles... Si tú que eres muy amable, quisieras explicármelo, creo que me sentiría feliz. Perdona la tabarra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Con gusto te lo explico! Todo es fantasía pura. El sentido del cuento lo explica el empleado que sale al final: "sois un impulso nervioso en el cuerpo de Rosana".
      Los dos están todo el tiempo en el cuerpo de Rosana, la cual tiene gota, pero ellos no lo sospechan. Han subido (de ahí el ascensor) de su dedo gordo a su cerebro a través de su sistema nervioso.

      ¿Y por qué los personajes no saben quiénes son y creen vivir una vida normal? Porque la idea del cuento esencial es que la realidad nunca es lo que nosotros imaginamos: vivimos una continua ilusión.

      Cuando llegan a su destino se les explica cuál era el verdadero motivo de su existencia; cumplen una función. Así, todos nosotros cumplimos una función en este engranaje de la realidad, pero casi siempre desconocemos la última verdad, no sólo de lo que hay afuera, sino incluso de nosotros mismos. Sólo he querido hacer una parodia de nuestro propio engaño al percibir la realidad de quienes somos, con un pelín de humor, otro de tensión y un mucho de fantasía.

      Valoro mucho tu opinión, no son franciskitadas, sino otras visiones que me abren el abanico de lo que puedo sugerir. Mi agradecimiento y admiración hacia ti es inalterable.
      Un gran abrazo, mi querida Franciska.

      Eliminar
  11. La personificacion de un impulso electrico. La personificacion de lo mas pequeño que he visto, con nombre y compañia con una interpretacion particular del tiempo. Y mira wue subisn rapido, a traves de esa precipitacion del segundo parrafo.
    El dolor", despista y te pone en guardia, el cerebro blando y rosa, y el aleteo...¡¡vaya con el relatillo!!
    Descansa lo que puedas y aprovecha para divertirte
    Abrazoooo, Maite

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero tú tenías la mosca detrás de la oreja... ja, ja. ¡Y me recoges la única metáfora!
      Gracias, Gabriel. Sí, descansaré... Y tú, que pases un buen verano.
      Un fuerte abrazooooo (con eco) ;))

      Eliminar
  12. Que inquietante descubrimiento. No ser personas sino manifestaciones cerebrales. Y además de dolor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. Llevo una temporada de creaciones inquietantes que voy a reunir en un manojo de cuentos inquietos.
      Un abrazo, y gracias por pasar compañero :)

      Eliminar
  13. ¡Hola, Maite! Buenísimo relato cuyo desenlace no vi venir. Mientras leía me imaginaba llegando a las puertas del cielo, pero has sabido salir de ese cliché y llevarnos a ese giro final tan simpático como inquietante para la pareja. Me encantan las historias de ascensores o la de los baños públicos. Son lugares que se quedan a medio camino de lo privado y lo público, espacios en los que de repente compartes cierta intimidad con desconocidos, saliéndote de la protección del espacio público. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorprenderte a ti es ya un motivo de orgullo. La verdad es que el tema de los ascensores es apasionante. También los servicios públicos. ¡En cuántas películas no se han tratado!
      No hace mucho que he leído tu buenísimo artículo acerca de los finales. Lo mío no son precisamente los sorpresivos. Éste lo puse con mucho miedo… y amparada en la temática del reto que da manga ancha a la fantasía. Pero resulta ser un excelente ejercicio. Ya me animaré a hacer más.
      Mil gracias por dejar tu opinión, tu sensibilidad, tu tiempo…
      ¡Y un abrazo bien agradecido!

      Eliminar
  14. Jaja pero que inesperado giro final poniendo luz a lo que parecía ser algo mucho más espiritual y romántico! Un chispazo de dolor que sube por el sistema nervioso mientras los ingenuos protagonistas viven, crecen y se enamoran! Muy original y excelentemente narrado, Maite. Muchas gracias por sumarte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Mónica. Ya ves como nos ponemos todos a trabajar bajo tus buenísimas ideas...
      Un gran abrazo :)

      Eliminar
  15. Que prodigiosa imaginación, has logrado meterme en ese ascensor con mis pensamientos y sin imaginar cual ser I a él final
    Enhorabuena y vete a descansar y reponer esa mente tan privilegiada.
    Hasta la vuelta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada de privilegiada... Es un golpe de efecto, sin más. Me alegra mucho haberte metido conmigo en el ascensor, ja, ja, sólo por unos minutos...
      Muchas gracias por tus buenos deseos.
      Hasta prontito :)

      Eliminar
  16. ¡Ay, me ha recordado a esa película de dibujos donde se personificaban las emociones!
    Me parece una forma muy original de expresar algo así. Primero pensé que estaban muertos y se iban al cielo pero lo del título me tenía un poco confundida. Al final, sí, era la gota de Rosana.
    Te felicito.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ah, y disfruta muchísimo de este verano! Nos vemos a tu vuelta :-) :-)

      Eliminar
    2. Ésa película tengo que verla... ¿Te acuerdas de los dibujos del cuerpo humano? Al terminar el relato me acordé de ellos; seguro que andaban por mi inconsciente; el señor de barba blanca en el cerebro dirigiendo el cotarro..., ja, ja :)
      Muchísimas gracias por tus palabras, tus ánimos...
      Nos vemos. Un besazo!

      Eliminar
  17. Respuestas
    1. Diablos. Es verdad. :(
      Gracias por dejar tu huella gustabiana por mi blog.
      Besotes!

      Eliminar
  18. Sos increíble! Tu relato es magnífico, me dejó perpleja ese final! Tan descriptivo, tan vívido, Lo disfruté muchísimo.
    Buen descanso y felices baños de mar
    Beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, me estimulas un montón. Aunque te aseguro que dar sorpresas no es lo mío...
      Un besazo, amiga Sindel!

      Eliminar
  19. Estimados, los invito a participar en un reto mas de Gustab, espero lo tomen a bien, hoy hablaremos de un viejo cuento de hadas que, creo, ha estado presente en nuestras vidas desde que despertamos en este mundo, "Caperucita Roja", pero hoy en vuestra versión original, según esos recuerdos lleguen a su mente... el Link se los copio para que , quienes quieran participar, echen a volar su imaginación.
    https://adoquines-mojados.blogspot.com/2022/06/caperucita-roja-reto-de-gustab.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece muy golosa la propuesta... Yo no podré estar, pero seguro reunes textos muy buenos.
      Un abrazo :)

      Eliminar
  20. Esa manera tuya de relatar es increíble. Nos vas llevando de a poco, en este caso en ascenso, hacia lo insólito y, como aquí, para dibujarnos en la cara una sonrisa.
    Da gusto visitarte y leerte.
    Beso va.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí me da gusto tener lectores tan buenos (en el amplio sentido de la palabra).
      Beso para ti, ¡agradeciendo!

      Eliminar
  21. Que imaginación!! Pero es alucinante como describes el dolor, es buenísimo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Molí. Bien poco romántico... :) Un besote :)

      Eliminar
  22. Conocerse tener conciencia de ser pareja única como dos nuevos Adán y Eva y todas las expectativas que supone...luego el ácido úrico los buenos chuletoned y el marisco don los causante de la ruptura de tan prometedora pareja Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero en defensa del ácido úrico diré que él los unió.. :))
      Un abrazo :)

      Eliminar
  23. Hola!!!! Wow no me imaginaba ese final 😮 increible este relato me dejo todo el rato intrigada ❤ la verdad un placer leerte y encontrar tu blog 😊 así que me quedo como tu nueva seguidora para seguir disfrutando de tus letras 😉 si gustas visitarme mi blog es plegariasenlanoche.blogspot.com nos estamos leyendo.

    Un beso enorme desde Plegarias en la Noche

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Tiffany. A mi vuelta pasaré por los blogs.
      Un abrazo :)

      Eliminar
  24. Gracias por tu atención y tu paciencia. Se puso en evidencia desde el primer momento que no entendía nada y que mi despiste era absoluto. La verdad es que pensé callarme porque es siempre lo más prudente pero, gracias a mi atrevimiento, he podido aprender algo de lo que, la verdad, no tenía ni la menor idea. Tendré que profundizar en el tema y buscar información. Esta abuelita está visto que no está al día. Ya sabes como te valoro y ahora aún queda más claro que tú te lo mereces, seguramente, muy por encima de lo que yo soy capaz de apreciar. Un gran abrazo y mi enhorabuena por ese gran relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amiga, no te veo abuelita, sino una gran dama, y no tienes por qué estar metida en estos temas "enrevesados" de la ciencia ficción, donde el menor detalle te puede despistar. Ya me animas sobradamente con tu finísima percepción poética, tu original claridad, y con tu sensibilidad a flor de piel. Ahora estoy haciendo ejercicios y tocando todos los temas. Ten paciencia con esta locuela :))
      Un abrazo de lo más cariñoso y agradecido!

      Eliminar
  25. Hola amiga. Pensé que harías alguna mención a esa frase mía que conocés bien, cuando entraste a comentar mi última publicación. Es que forma parte del puzzle, construí la entrada con partes de distintas entradas, salvo el poema final. Por eso volvió a aparecer.
    Beso va.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo vi y me di cuenta de que habías unido párrafos de varias entradas tuyas, que quedó muy bien. Por móvil no podía extenderme.
      Un besote 😊

      Eliminar
  26. Muy buen relato, tu imaginación es poderosa. Que descanses y que las musas te acompañen.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  27. Volto...para o fascínio de te reler e desejar uma semana muy feliz!

    Beso va...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo. Y muchas más por el poema sobre el amanecer que me dejaste. Es precioso!!
      Un beso para ti con mucha luz :)

      Eliminar

  28. Me ha encantado el relato, da que pensar. Y el video, que se mete de lleno en esa idea de la flexibilidad del tiempo. Sin duda los niños saben manejarlo bien, sobre todo si no los agobiamos con horarios. Y me ha llamado mucho la atención una frase del video sobre ser más conscientes y curiosos del mundo que nos rodea, creo que es una gran verdad que dejas patente a menudo cuando escribes y nos haces conscientes de las sensaciones del día a día.

    Muchas gracias por aportar contenido tan bueno. Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Ana, qué maja eres... Gracias. Es un intento; a menudo me olvido de ser verdaderamente consciente y curiosa. Creo que sólo cuando estamos en paz interior podemos mirar a fuera con verdadero amor e interés.
      El vídeo es una maravilla. Gracias por compartirlo.
      Un beso grande :))

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu sincera opinión