27/12/14

Me regalaste el mar



UN REGALO AZUL

- Ven a mi lado,  pequeño. Mira, allá abajo, en la Tierra te espera el mundo, tu mundo. Vas a aprender; vas a sufrir; vas a gozar mucho.
- No quiero bajar, ¡estoy tan bien contigo! y he oído rumores de que allí la vida pesa mucho, y olvidas quién eres...
- Vas a aprender. Vas a amar. Te regalo algo. ¿Ves aquella masa azul? Está viva. Es para ti. Se llama mar.
Te acompañará siempre. En él sentirás la eternidad fresca burbujeando en la espuma, recorriendo tu sangre de sal y risa.
Desde su pecho entregado, vas a ver su respirar llegar hasta la orilla, contrayéndose y expandiéndose, como tus esponjosos pulmones, como el universo.
Y cuando aspires su aire sagrado de libertad, recordarás quién eres, y tu cuerpo, de un brinco, será el arco iris del mar.

Nunca estarás solo porque yo, a través de la sal del agua en tu piel, te susurraré que te quiero.
Ahora, ve, surfea la vida, lánzate a tu destino azul, pequeño delfín.


                                                                       **


                                                                           
                                                                      MARINAS




Letargo de corales azules, 
se olvida... 
se nada entre las algas del tiempo.



Gotas de vida recorren la pupila,


chorrean por el pecho desnudo y las manos entregadas. 


Tallos de luz cristalina golpean las rocas, 
la sal se aferra.


Y un amanecer besa despacio los ojos.


**


El mar es un suspiro calmo y ancho; otras un gemido colosal. 
Lo mires por donde lo mires, el mar es siempre mar.
El mar es un regalo que nunca pude contener, pero él a mí sí.
Recoge la luz de mis ojos, se la lleva a su horizonte, y traza infinitos.
Y yo, respirando hondo, intento estar en su presente.
 Porque no hay presente más constante que el del mar. 
Siempre es la palabra que pronuncia la espuma al llegar a la orilla. 
Por más que camines, él te espera, al otro lado, fiel, con su sonrisa impronunciable.

Gracias, Mar.





**

LA CALMA

El mar era azul,
era plata, era verde, era añil.
era
el soliloquio de la luz
reverberando en el silencio.

                                    El mar reía gaviotas,                                          
reía cuerpos desnudos zambulléndose,
reía su gozosa brisa en los oídos.

El mar era la palma de Dios abriéndose
en eternidades de espuma.


*

LA TEMPESTAD

Aquella mañana el mar sufría.
Agitaba con ira su cuerpo.
Sangraba su espuma suicida por las rocas.
Y los peces lloraron sal.

El mar quebró su llanto en millones de gotas
que aún resbalan por mis brazos.

*


Fotografías del mar coloreadas y textos por: Volarela


*




Añado este broche de oro...

                                               

CURA DE MAR, por Juan L. Trujillo:

Me siento frente al mar y respiro cielo.
Noto que la brisa me tiembla por las venas
y un sol de claridades se deshace en luces,
que iluminan tristezas
y hoscos panoramas.
Mojo mis pies
y junto con la espuma
nerviosos peces de plata recorren mis entrañas
y noto como el tiempo
se hace caracola,
cantándome al oído la canción alegre
de una vida nueva.
Llegué a ti, ¡oh mar de los milagros!
como el resto de un trágico naufragio.
Pero ahora 
tras un tratamiento de salitre y brisa,
una calma maternal y caliente
me enseña la ruta de nuevas singladuras.
Te pido ¡amigo mar!,
tú que sabes tanto de muertes y fracasos,
no permitas
que cuando viejo,
me amarren al socaire de tu nervio
y vaya enmoheciendo de tristeza
!!Llámame!!
¡Mándame recados con cantos y gaviotas!
¡Que una fresca mano
de azul, brisa y espuma
me empuje hasta tu orilla!

Juan L. Trujillo: http://juanltrujillo.blogspot.com.es/

*

34 comentarios:

Sindel dijo...

Gracias, muchas gracias por este regalo, ha sido un placer leer este cuento, me ha llegado al alma. Es dulce, esperanzador, y me deja pensando que siempre en algún lado podremos encontrar quienes somos, en caso de olvidarlo. Amo el mar, la naturaleza, siempre que puedo busco refugio en ella para estar en paz y ordenar mis pensamientos.
Las imágenes son una hermosura, se respira su textura, sus trazos, se viven.
Y mientras disfrutaba de tu aporte, me dejé llevar por esa música que escogiste y volé... Cerré mis ojos después de leerte y viajé.
Así que no tengo palabras para agradecerte esto y tanto que me has dado en estas 52 semanas.
Un beso inmenso!

Tracy dijo...

Un regalo lleno de sensibilidad.

maria del carmen nazer dijo...

Maite querida ! ¡ESPECTACULAR !!!El texto en prosa :impecable y de una ternura extrema. Escribes tan bien que yo, lectora me sentía a tu lado, escuchando lo que decías a la pequeña. ¡Le ofrecías el mar !!!
"Letargo de corales azules, se olvida...
Se nada entre las algas del tiempo "
¿Cómo podría agregar uno a esta maravilla una gota de belleza , si derrama belleza.
Las imágenes están adheridas a las palabras y le dan más fuerza , si fuera posible.
¿La música ? me ha llevado en vuelo hasta el infinito meciéndome
como a un niño liberándome de todo pensamiento.
Esta entrada es simplemente un derroche de exquisitez.
Muero de amor por este regalo y si te descuidas te lo robo.
Te dejo el homenaje de mi admiración y mi corazón brincando de gozo.

María dijo...

Un precioso regalo.

Feliz 2015 llenos de deseos cumplidos.

Un besazo.

Marina Fligueira dijo...

¡Hola Volarela!!! Artista consumada y majestuosa. Éstas pinturas me encantan me roban el alma. Ésa de abajo me suena... creo que ese peñón que se ve allá al fondo,lo he visto desde el paseo marítimo en Benidorm.

Y las otras son un remanso de paz junto al mar, a sus pies aspiramos y respiramos nos relaja nos refresca cuando el calor aprieta; y al ver su inmensidad nos eleva no inspira, sobre todo a ti para pintarlo ta divino con los colores del sol y del arco iris de la alegría. Son esa gotas de vida que ensancharon mi pupila en algunos amaneceres que acariciaban y besaban los charcos en la arena. Pero es ya pasado.

Gracias por regalarnos tu bellísima Arte de letras y pinturas.
Gracias por haber nacido Volarela.
Te dejo mi abrazo inmenso y mil bendiciones.
Para este nuevo año que llega. Que disfrutes a tope de lo que queda del viejo.

Besos azules en vuelo.

Franziska dijo...

Contenta al ver que has regresado, venía a saludarte pero me he encontrado con todo un mundo que has forjado para ofrecernos y por el que no me permito pasar a toda prisa.

Perdona, estoy pasando una gripe o un virus de algún tipo, volveré tan pronto pueda, no consigo centrar mi atención en nada. Un fuerte abrazo.

Antonio Porpetta dijo...

Gracias, Volarela por el regalo de
tus palabras y por esta preciosidad de blog tan rebosante de sensibilidad. Todo lo mejor para ti y los tuyos en este Nuevo Año.

Ángela dijo...

...y me quedo aquí, en este blog, donde cada palabra es de tal calibre, de tal belleza y sentir, que me hace latir y sumergirme en ese mar, donde puedo "sentir la eternidad"...
Contemplar las Marinas y escuchar la música sin tiempo...me quedo!
Y feliz para tí cada uno de los días de este año y del que vendrá.
Un fuerte abrazo.

Volarela dijo...

Gracias por vuestras amables palabras, y sobre todo, por vuestra compañía :)

Quiero aclarar que las fotos del post están "pintadas" con un programa digital. No son pinturas aunque lo parecen.

UN ABRAZO ENORME A TODOS

Adriana Alba dijo...

Bellísimo!
Y yo te regalo un inmenso abrazo y un poema querida Volarela, que tengas un excelente año 2015, te quiero mucho.
Gracias por todo lo compartido.


Dice Dios


«Era un asunto urgente;
me pregunté
para qué servían mis criaturas
más extrañas:
el dragón,
el ángel,
el unicornio.
Convoqué a aquellos en los que creía,
reales, poderosos, incontestables;
el baobab, el caballo de labor,
la montaña acodada en el mar.
Celebraron diez conferencias
sin ponerse de acuerdo.
Así que he conservado
al dragón, al ángel y al unicornio;
pero para evitar algunos malentendidos
he creído conveniente volverlos invisibles.»


Alain Bosquet

Volarela dijo...

¡Qué bonito, Adriana, gracias! Si podías haberlo escrito tú, tiene tu estilo de magia y encanto. Ahora ya sé por qué tampoco se ven las sirenas...

Qué tengas un gran año, Adri. También te quiero mucho, eres una de las personas más bellas que he conocido aquí. ¡Haces que compartir sea hermoso!

Abrazos muy cálidos

Marina Fligueira dijo...

¡Hola Volarela!!!

Paso de nuevo para releer tus preciosas letras. Y admirar los que a mí me parecen pinturas y aunque lo sean son igualmente preciosas; Y luego están tus letras que van formando imágenes entre suspiros de ese precioso mar que a pocas miradas pasa desapercibido porque es vedad que su latido, igual tu pluma mágica llega al corazón.

Un abrazo grandote te dejo, toda mi estima y mi gratitud.
Que Dios te colme de bendiciones y felicidad en este 2015.
Besos azules en vuelo.

kasioles dijo...

Mi niña, con esta entrada y tan preciosas fotos, me has llevado a mi tierra, a mi mar que tanto añoro.
Tus letras son un balanceo de caricias que se asemejan al ir y venir de las olas del mar cuando descansan en la orilla de la playa.
Cariños en un fuerte abrazo.
kasioles

Juan L. Trujillo dijo...

En tu entrada, están tocadas con rara perfección, todas las teclas de los bellos sentimientos.
Como no he sabido encontrar las palabras, para agradecer tanta belleza, me he acordado de un poema que escribí, que es lo mejor que se me ocurre.

CURA DE MAR



Me siento frente al mar y respiro cielo.
Noto que la brisa me tiembla por las venas
y un sol de claridades se deshace en luces,
que iluminan tristezas
y hoscos panoramas.
Mojo mis pies
y junto con la espuma
nerviosos peces de plata recorren mis entrañas
y noto como el tiempo
se hace caracola,
cantándome al oído la canción alegre
de una vida nueva.
Llegué a ti, ¡oh mar de los milagros!
como el resto de un trágico naufragio.
Pero ahora
tras un tratamiento de salitre y brisa,
una calma maternal y caliente
me enseña la ruta de nuevas singladuras.
Te pido ¡amigo mar!,
tú que sabes tanto de muertes y fracasos,
no permitas
que cuando viejo,
me amarren al socaire de tu nervio
y vaya enmoheciendo de tristeza
!!Llámame!!
¡Mándame recados con cantos y gaviotas!
¡Que una fresca mano
de azul, brisa y espuma
me empuje hasta tu orilla!

Perdón por sobrepasar los limites y recibe un sincero abrazo de admiración.

Volarela dijo...

Juan, es tan maravilloso... Permíteme añadirlo al post, poner esa nota de lujo en mi blog.
¡Eres un poetazo!

Muchísimas gracias, amigo, que el mar te susurre esperanzas y vida ;)

Franziska dijo...

En esta increíble entrada me encontré con un trío con el que siempre me he sentido identificada: el mar, la pintura magistral, y la poesía -por partida doble-. Era demasiado. Te has volcado de un modo muy especial y yo me quedé absorta y admirada de tu enorme capacidad creativa. En la ejecución de las acuarelas, me recuerdas al estilo luminoso de nuestro Sorolla que tanta magia de luz y de composición fotográfica llevó a muchísimos de sus lienzos. Son hermosísimos y lo son tanto que yo no me canso de mirarlos porque has reelaborado la realidad con una mirada especial. Asombrosa tu capacidad. Eres un artista de gran capacidad y sensibilidad.

Tus palabras llenas de sentimiento y de belleza y perdona, solo puedo admirarte y esto puedo hacerlo sin ningún título que me acredite como especialista en la materia. Maravillosa exposición: es un auténtico disfrute.

Un abrazo. Franziska

Tramos Romero dijo...



Volarela no puedo , no sale más de mi, que gratitud por el tiempo tan bueno mientras leía y sentía, contemplaba las fotos y mi mente viajaba sin prisas, saboreando y llegando a ese final de Juan Luis, que generosamente nos regalas.

Miles de besos por la paz que me llevo,

tRamos

Franziska dijo...

"Fotografías del mar coloreadas". Tienes razón, está bien claro. Veo que me quedé con la impresión fascinada por lo que veía y por el error -arrastrado ya en otra vez anterior- de dar por sentado que hacías acuarela ¿también es otra idea equivocada? Pensaba que el trazado de la pintura quedaba difuminado por el hecho de haber realizado una fotografía de las obras de pintura y de reducir mucho su tamaño real. Perdoname.

Te han quedado preciosas las fotos. Manejas muy bien el photoshop. Es muy fácil pasarse en los matices e intensidades de los colores y destrozar las fotos. Tú dominas muy bien la técnica. La impresión que me han causado, lo pone en evidencia. Y tus fotos no dejan de ser una maravilla.

Gracias por tus palabras en mi blog del juegodelapalabradada. Un abrazo. Franziska

Volarela dijo...

No hay nada que perdonar, Franciska, yo misma en otros autores no he sabido distinguir lo que es foto de lo que es pintura, tan cerca están ahora con los medios digitales. Demasiado me halagas.
Sí que he hecho acuarelas, acrílicos e incluso óleo, pero raras veces me salió algo digno de publicar. Lo que publico son dibujos a tinta o lápiz, que luego repaso con Photoshop, o bien fotografías con tratamiento digital. En mi sección "ilustraciones poéticas" puedes ver una muestra.
Gracias por molestarte en venir :)

Un abrazo, amiga :)

Mª Jesús Muñoz dijo...

Vuelvo de nuevo y no podía dejar de pasar a ver y comentar tu post, que has complementado con algunos poemas tuyos y de Juan Trujillo...."El mar era la palma de Dios, abriéndose en eternidades de espuma..." Y en esa palma de Dios cabemos todos, gaviotas, olas, caracolas,cuerpos,fotos y poemas...Y por supuesto, ahí estabas tú observando,sintiendo y latiendo ese mar en tu entraña, cambiando de color, de voz y sentimiento...En tus letras ríen las gaviotas y sueña el mismo Dios en silencio, admirado de tu entrega,tu arte y tu talento,amiga.
Mi felicitación y mi abrazo grande por tu inmensidad, que nos llena y nos inspira, Maite...
Si, pediremos sabiduría para mejorar nuestro mundo y discernir entre la serenidad y el valor.
M.Jesús

maria del carmen nazer dijo...

Maite ! no lo vas a creer. Después de escribir sobre esa piedra de jade purísima que es el poema de Juan. Emocionada hasta las lágrimas. Internet se "come" mis palabras .
No importa. Vuelvo a ponerlo. Tuviste una idea genial de poner el poema entero ,que es un sueño, en tu blog. Por supuesto, ya me lo copié y se va conmigo a mi Cuaderno de los tesoros.
Los últimos versos me hicieron llorar.desde mi corazón pensé: Juan nunca va a ser un viejo. El es un ser LUMINOSO , especial . Escribe como los dioses. ¡Te lo dije !
me conoces más que nadie, cuando algo me conmueve mucho no sé qué decir.
Mi admiración para Juan y muchos besos para vos y tus ideas siempre acertadas.

karras dijo...

¡¡Que suerte tienen los ojos que te leen y contemplan cada latido que escribes!!
Tocas el alma del mar, el alam de las personas que aprenden a ser espuma entre tus letras y que aprenden a ser horizonte donde se juntan sol y aguas.
En ese punto estás tu para explicarnos a los pobres mortales el significado de la palabra belleza.
Me encanta tu estilo fotográfico amiga, yo diría que forma parte de tu personalidad esta forma de verlo.
Besos de colores pues aunque los tengas todos seguro que encuentras un huequito para un admirador más.

Ángela dijo...

He vuelto a leerte, hay tanto donde detenerse!! Y me voy con esta ráfaga de suave brisa..."no hay presente más constante que el del mar"
Te dejo un abrazo.

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Tienes una manos magníficas Volareda.
He pasado por aquí y me encanta tu blog.
Con tu permiso me añado a tus filas.
Un abrazo fuerte, desde mi Librillo.

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Resulta que estoy entre tus seguidores, de manera que seguiremos en contacto amiga.

Marina Fligueira dijo...

Hola Volarela: Preciosa amiga, paso de nuevo solo un momento a saludarte y desearte lo mejor del mundo.

Estoy saliendo de una fuerte gripe y no puedo con el alma. Iré poco a poco visitando mis amigos/as.

Un abrazo y gracias por tus lindas palabras y tu cercanía.

Se muy feliz.

Lola dijo...

Pero que precioso lo que he leído, de verdad que me ha encantado chica sensible y alma buena, y no digamos las instantáneas, si parecen de dulce por sus colores, su inmensa luz, vida solo al mirarlas. Encantada de volver a tu casa. Un beso.

Kasioles dijo...

Tanto tu entrada, como el broche de oro con que la rematas, son un verdadero deleite tanto para los ojos como para el corazón,la fuerza que llevan esos versos acorta distancias y llegan a todo aquél que tiene la suerte de leerte.
Me he visto reflejada en ese mar, no te puedes imaginar lo mucho que aún lo echo de menos.
Cariños para compartir.
kasioles

Marina Fligueira dijo...

¡Hola Volarela!

Paso a releer tus letras que también nos hablan del mar de lindos colores. De ese bello soliloquio de luz que va reverberando armonía donde ríen y reinan las gaviotas y goza la brisa entre las olas eternidades de espuma. Tanto me me gustan tus letras que te la copio. Eres un cielo de espuma plateada que enamora a quien te lee.
Gracias mil gracias por darnos tanto y tan bello; y por tu cercanía que para mi es un tesoro.
Gracias de nuevo.

Un abrazo grande y toda mi estima.
Se muy muy feliz.


Cielo dijo...

Precioso e intenso post
que nos regalas
con ese sabor del mar
que tanta nostalgia me trae
enhorabuena!!!!

Besotes.

Belén Rodríguez dijo...

Delicioso y delicado post el que nos regalas.
Llego tras una larga pausa a dejarte mi huella y a darte un fuerte abrazo.
Besos.

Kasioles dijo...

Vuelvo para agradecer tu visita, tus letras y esa receta que me ha alegrado un montón.
La has explicado a la perfección, seguro que también llevas en potencia dotes de educadora, creo que, ya en alguna ocasión, te he dicho que eras una cajita de bellas sorpresas.
No te digo cuando, pero te prometo que haré esas hamburguesas.
Me han parecido extraordinarias, digestivas, fáciles y lo mejor para después de estas fiestas en las que todos estamos saturados de dulces y asados.
Te dejo cariños y un abrazo muy especial.
kasioles

Kasioles dijo...

Cada comentario tuyo, pese a estar en prosa, suena como una caricia en verso que llega al corazón a través de las gotas de agua que resbalan de los pétalos de esa rosa.
Los que sienten y viven la poesía, sin pretenderlo, escriben como tú.
Gracias, amiga mía.
Cariños y buena semana.
Kasiolesk

Gemaestrata dijo...

Volarela, he vuelto a por más, me llevé muy buen sabor de boca ayer cuando entré por primera vez. He leído esta entrada y me vuelvo a marchar maravillada - seguro que volveré a por otra ración de poesía con mayúscula. ¿Qué voy a decir yo que vivo en una ciudad sin mar, enamorada del mar, anhelante de olas? Un beso y que tengas un magnífico día. Gema

Publicar un comentario