28/10/12

Fotografía tratada a partir de una escultura de Juan de Ávalos
HOMBRE
Criatura con cuarzos en la sangre,
de barro quebrado por la furia de los soles.
Flecha que no conoce a su arquero
atravesando la bruma.
Hombre en semisombra, sembrador, asombrado.
Gota desprendida
de un lagrimal de oro,
resbalando ciegamente
hacia la fusión de otras gotas.

4 comentarios:

Narci M. Ventanas dijo...

Justametne eso es lo que somos, por más vueltas que le demos y por más que creamos ser.

Besos

maria del carmen nazer dijo...

Qué puedo decir ?? MAGICO ! " Gota desprendida de un lagrimal de oro..."Creatividad plena y maravillosa. Bendiciones y mucha luz Maite !

María dijo...

Fusión de gotas que se unen desprendidas en la creación del arte, como tus letras.

Un beso.

Desnvdo**Poemas*** dijo...

Bella escritura, bellos poemas, bello blog. Sin duda que de la soledad siempre a la fusión, no hay elección.

Publicar un comentario