1/6/13

* Meditando con una rosa rosa


Rosa rosa. Volarela


Tu presencia es presente. En este instante, tu corazón sin espinas me traspasa. Delirio rosa.
Eres vida, que bebió cielos y transmutó materia, y ocupó su tiempo en la belleza total. Tallaste en ti la mirada frágil del amor.

Naciste envuelta, apretada sobre ti misma, dispuesta a desplegar la espiral de tu misterio: secretísima poesía del universo; así despliegan su aroma las galaxias.

Me vives mientras existo en ti. Te vivo mientras existes en mí.
Ahora, estamos juntas:
Tus pétalos rosas se abren con la delicadeza de la niebla sobre mi vida. Tu cáliz es tierno, liso; se puede tocar tu mirada inocente a través de él. Y tu perfume en la hondura... me recuerda la voz de un ángel, al cual persigo entre silenciosas praderas.

De tu piel a mi piel camina la verdad.
Cuando la fría vida te arrebate los pétalos también estaré a tu lado, aprendiendo de tu entrega, haciéndose fruto.

4 comentarios:

maria del carmen nazer dijo...

ESCANDALOSAMENTE HERMOSO MAITE !!!
"Me vives mientras existo en tí. Te vivo mientras existes en mí ".
"¿Cómo recoger tanta belleza desbordada ?"
PURA TERNURA. PURO AMOR.
Besos contagiados de una pizca de locura. :)

Maritza dijo...

Qué maravilla...
Creo escuchar un: enséñame a entregarme...y siento la delicada seda rosada sobre mi piel, estimulando una interacción que si la describo,peco...Y es que siempre quedaría corta en la descripción (además).

Ay... esto es respirar cielo; elegir la vida, comulgando con el amor en cada esquina.

Estás ABSOLUTA,mujer.Me encanta lo que he encontardo aquí,con tu regreso.

Los tonos de tu imagen son celestiales.

ABRAZO GRANDE,AMIGA!
QUÉ BUENO ES TENERTE OTRA VEZ.

MAJECARMU dijo...

Maite, esa rosa que habita en tus letras, se expande generosa, distendida, sabia e ingénua, como la misma naturaleza...Nos llega su olor, su color y su vida, que se deshoja poco a poco...Profundizando en la caída y entrega de cada pétalo. Consciente de que al caer, conlleva en su dolor la alquimia y la magia del amor...Ese amor, que es muerte y resurrección...Plenitud y eternidad...
Mi felicitación por este poema reflexivo y sencillamente humilde y maduro en su entrega.
Mi abrazo grande y mi cariño, amiga.
M.Jesús

Viviana Lelli dijo...

Que bellas imágenes hay en este poema! Te felicito!

Publicar un comentario