29/1/11

* Ella




ELLA

En cada universo una caracola
de infinitos perlada,
girando,
recién creada en el mar, 
en todos los mares posibles:
Mujer,
meciéndose, 
en un sentir bravo y lánguido,
un sentir de océano.
  
Electrizada de soles, de lumbres, de rayos
que encuentran su cobijo
en el tacto redondo de su cuerpo,
se da:
bosque de coral mecido en la noche, 
lágrima de pradera hambrienta, 
sinuosa pluma desbordada de Dios, de todos,
de él..

Y se da
en un grito amoroso de nebulosas, 
y se tiende en la arena para que las gaviotas 
plieguen las alas
sobre su vientre;
para que el mar la bañe de albas, silencios o muerte,
para que el amor se lleve su cuerpo
de dunas hechizadas... 

Mujer o amor derramado,
oleaje golpeando a la espera;
rayo partido en multitud de esponjas, 
a la deriva,
a la deriva vas
de los sentires, de los aromas, del viento,
de la fiereza del círculo
que te muerde y te ama. 


Arrastrando lunas,
recogiendo espumas,
ella 
se da.

5 comentarios:

Kisko dijo...

"cuerpo de dunas hechizadas", "oleaje golpeando a la espera", "rayo partido en multitud de esponjas", fiereza del círculo..."

:)) delicioso, brisa de azúcar deshaciéndose en la lengua

un saludo, Volarela :)

Paulina dijo...

Hola

Mi nombre es Paulina y soy administradora de un directorio de webs/blogs. Buen blog personal. Quisiera intercambiar enlaces. Puedo agregar tu pagina en mi directorio para que así mis visitantes puedan visitarla tambien.

Si te interesa, escribeme al mail: paulina.cortez@hotmail.cl

Saludos
Pau

Trini dijo...

Siempre. Siempre ella dandose.

Qué hermoso el poema y no menos lo es la ilustración.

Besos

Anónimo dijo...

Has captado muy bien la esencia femenina. En un día como hoy es especialmente bello leer esto. Enhorabuena.

Noelia dijo...

Desde que lo pusiste, lo estoy leyendo, me trae tanta pasión digna y cuidadosa.
Es hermosisimo.
El coraje, nunca mejor dicho de las mujeres, que entregan sus cuerpos al amor... creando siempre vida. Y vida en las palabras de paisajes, el mar, los corales que nos circundan, los ciclos que nos renuevan en la paciencia y el sentir del mundo.
El grito que se escucha, y ha de ser también amado.

Gracias amiga, un abrazo fuerte. :)

Publicar un comentario